viernes, 23 de marzo de 2007

Bollitos de ricotta y naranja

"Desmontando a Ricotta

buñuelos de ricottaYa había dicho antes, en la receta de las tortitas de ricotta, que había encontrado otro “suministrador”. Me he propuesto, mientras duren las tarrinas que tenemos en la nevera -María fue anteayer a comprar dos tarrinas más-, seguir explorando las posibilidades de este queso más allá de los típicos platos italianos o postres. Todo se andará.

buñuelos de ricotta
Me frío de la ricotta. Me “frío”, porque son unos bollitos fritos que están muy buenos. Como “nunca digas nunca jamás”, no volveré a decir “no haré más recetas con cups”. He mentido, en ésta la harina estaba en cups, pero como ha funcionado no he dicho ni muuuuu.

Soplos de queso ricotta y naranja

Ingredientes (no lo volveré a repetir, “…he puesto la mitad…”)
  • 250 gr. de queso ricotta [125 gr.]
  • 2 huevos, ligeramente batidos [1 und.]
  • 70 gr. (1/2 taza) de harina [35 gr.]
  • 20 gr. de mantequilla muy blandita, casi derretida. [10 gr.]
  • 2 cucharadas soperas de uvas pasas sultanas. [1 cda.]
  • 3 cucharaditas de té ralladura de naranja[1,5 tsp]
  • Una pizca de sal.
  • Opcional: aunque no son realmente dulces, sí se acompañan con azúcar glasé, por ello le he puesto un poco de azúcar en la masa.
  • Aceite para freír, mejor con poco sabor, p. ej. de girasol, para que no enmascare el sabor de la ricotta y la naranja.
  • Azúcar glacé para espolvorear

(1) Ponemos las uvas a macerar con un poco de ron. No necesario pero las hace más blanditas y jugosas.
(2) Batimos las ricotta con los huevos, la harina, la mantequilla, la sal, el azúcar y la ralladura de naranja. Cuando esté bien mezclado añadimos las uvas y seguimos mezclando hasta que quede bien combinado.
(3) Cubrimos con plástico y llevamos al frigorífico, mínimo unos 30 min. Incluso he dejado un poco masa para el día siguiente.
(4) En una freidora o sartén con abundante aceite, calentamos el aceite a fuego medio. Cuando haya calentado y ayudándonos de dos cucharas, una para recoger la masa y otra para despegarlo de la sartén, echamos sobre el aceite.
(5) Freímos en torno a unos 30 segundos por cada lado, hasta que haya inflado o hasta que tengan un ligero tono marrón dorado.
(6) Echamos sobre papel absorbente y dejamos escurrir. Casi ni es necesario pues esta masa no absorbe casi ningún aceite.
(7) Dejamos templar, espolvoreamos con azúcar glasé y tomamos.

Quedan muy jugosos, algunos incluso casi huecos por dentro, teniendo una mezcla de sabor dulce (azúcar) y salado (queso+sal)

La ricotta de mis sueños. Muuuuu.

buñuelos de ricotta

1 comentario:

Anónimo dijo...

Y como me dan pena los posts sin comentarios, sólo decirte q hace poquito hice estos bollitos de Ricotta (con requesón por cierto, q no sé si será lo mismo...)y quedaron riquísimos, blanditos esponjosos y ligeros. Se los regalé a mi tia porque andaba alicaida, sin apetito por cuestiones familiares y le parecieron una delicia. Gracias y hasta pronto Pepinho, La Repor