viernes, 19 de enero de 2007

Filloas (Crêpes galegos)

El origen de la filloa no está muy claro, pero parece que la palabra procede del griego “phyllon”. La duda surge de si la trajeron ellos o simplemente pusieron nombre a un producto que algunos dicen tiene origen Celta.
Lo que parece claro es que los romanos ayudaron a extender la receta por Europa, es decir: "antes fueron las filloas, después los crêpes".
En casi todos los países hay variantes de este producto con nombres diferentes ("crispelli", "pfannkucken", “crêpes”, etc..).
La receta básica es prácticamente la misma que los crepes pero con sutiles, o no tan sutiles, diferencias:

  • La tradición gallega (por motivos desconocidos por mi parte) la ha convertido en un plato típico del carnaval (antroido). Aunque yo la suelo realizar durante casi todo el año, en las pastelerías puede comprarse sólo en carnabal.
  • Existen otros nombres para denominarlas: freixós o marruchos.
  • Se existen variantes que les añaden: anís, agua del cocido, grelos o, una de las más autóctonas, sangre de cerdo de la matanza.
Al grano. Éstas de la foto son las dulces que se “suelen” tomar como postre pues llevan azúcar. Las saladas se suelen tomar con el cocido, típico de la época de carnaval.

Receta básica

Ojo. Incluso la receta básica tiene variantes, principalmente en referencia a los líquidos. Puede hacerse sólo con agua, con leche o con agua y leche. Para postre yo uso sólo leche y, por oxidación, suelen quedar más oscuras que las de agua.

  • ½ litro de leche (o mitad de agua y mitad de leche).
  • 200 gr. de harina.
  • 4 huevos.
  • Ralladura de limón (y/o naranja, para mi gusto).
  • 40-50 gr. de mantequilla derretida (no caliente para que no cuajen los huevos).
  • Sal.
  • (Opcional dulce: 20-30 gr. de azúcar en la masa).

En un recipiente mezclamos todos los ingredientes menos la mantequilla. La mezcla puede colarse o batirse, aunque no es necesario. Se le añade la mantequilla derretida (mejor en el microondas). Se mezcla bien.

Luego, en una sartén caliente, y ayudados por un tenedor, pinchamos un trozo de tocino y frotamos el fondo de la misma. Eso ayuda a que no se pegue, aunque por llevar mantequilla no sería necesario, y le damos un ligero sabor a la filloa.

Tradicionalmente se suelen apilar en un plato, añadiendo azúcar entre filloa y filloa mientras están calientes. Pueden rellenarse de mermelada, nata, crema pastelera, miel, etc.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, hice tu tarta de Santiago y me quedó buenísma, así que ahora a la búsqueda de la receta de filloas, he decidido acudir a tu fuente, que me parece de fiar, ya que la variedad de recetas que pululan por la red es tal que marea (y no te digo nada si también buscas recets de crêpes). Bueno al grano, tengo algunas dudas sobres tu receta:

1ª En la mayoría de las recetas que he visto no incluyen la mantequilla, ¿sabes que diferencia le aporta?

2ª ¿Cómo se consigue que la matequilla esté derretida y no caliente? Cuando se enfría se vuelve a solidificar

3ª ¿Cúantas filloas salen con tu receta?


Gracias

maria dijo...

Esta es la receta que hago siempre y os puedo decir que sale buenisima.
Solamente que en vez del agua, monda y lironda le añado consome, o sea caldo pero sin verduras del cocido. Esto lo suelo tener congelado, porque no siempre las hago cuando comemos cocido en casa.
La sarten la embadurno con un trozo de tocino que habrè pinchado a un tenedor.
No le añado mantequilla a la pasta.

Anónimo dijo...

Los freixos son los tipicos de carnaval en galicia y llevan anís y saben mejor, son mas delgados y suelen ser de menor diametro, en cambio las filloas se pueden hacer todo el año y no llevan anis.

Harry Haller dijo...

No creo que sea realmente cierto. Creo que es más una variable lingüística zonal (freixóns lo he oído más por el norte de Galicia).

A mí me gustan más sin anís, por lo que eso es algo puramente subjetivo. Las filloas también son típicas de carnaval y se pueden hacer tan finas como se quieran, sobre todo si se hacen "á pedra", pudiendo llegar a a verse a través de ellas.

Existe infinidad de recetas de filloas: de sangre, con el agua del caldo, prácticamente sin huevo, dulces, saladas, ...

No creo que sea una cuestión tan simple como mencionas. Pero, ya digo, es mi opinión.

Saludos.

Ana dijo...

Hola, yo hago filloas realmente cuando me las pide el cuerpo, pero creo que por las fechas del carnaval las gallinas ponen mas huevos, al menos las mías... quizá sea por eso el hacerlas mas en esa época.

Sofía Creaciones Reposteras dijo...

Pues yo no tengo ni idea ni del origen ni del por qué en carnaval... Lo que sí sé es que me encantan, cuanto más finas mejor, que por la zona de Monforte también se llaman freixós y que estoy deseando que llegue la matanza para comerme las de sangre con miel, ¡me chiflan! (X cierto, alguna vez hemos hecho la broma de decirle a alguien que son de chocolate y cuela!!)
Me encanta tu blog, por aquí me quedo. ¡Saludos!

Masiel dijo...

El ¿porque en carnaval?... por lo que tengo entendido es porque tradicionalmente en cuaresma no se podian comer huevos y se usaban haciendo la mezcla de las filloas.