viernes, 19 de enero de 2007

Canelones rellenos de espinacas y salmón


Es un o de estos misterios e improvisaciones de no se sabe de dónde salen. A María le parecieron insuperables pero, para ser sincero, dudo que pueda repetirlos pues ni me acuerdo exactamente cómo los he realizado.
Aproximadamente, era algo así:
  • Espinacas
  • Salmón ahumado
  • Ajo
  • 1 hoja de laurel
  • Piñones
  • Pasas sultanas
  • Crema de leche (nata)
  • Queso parmesano
  • Pimienta y nuez moscada
  • Huevos

Echamos aceite en una olla con un poco de ajo (un par de dientes troceaditos) y una hoja de laurel. Antes de que empiecen a dorarse, sólo un segundo, echamos los piñones y las pasas. Las pasas se hincharán y los piñones empezarán a dorarse. De inmediato echamos las espinacas limpias y crudas, porque las coceremos en su propio jugo con el aceite caliente.
Cuando las espinacas estén hechas, no demasiado ya que se quedan en nada, incorporamos nata líquida. Hasta aquí se parece a unas espinacas a la crema (no?)
Salpimentamos, echamos nuez moscada y, ya fuera del fuego, trocitos de salmón ahumado (al gusto) y los huevos que admita, para que le dé consistencia al relleno.
Echamos queso parmesano recién rallado, dependiendo de la cantidad, entre 75 y 125 gr. El queso yo lo compro en Mercadota (publicidad gratuita), está muy bueno.
Cocemos las placas de los canelones con abundante agua hirviendo con sal, incorporándolas una a una para evitar que se peguen. Las dejamos cocer los minutos que indica la caja. Normalmente el tiempo indicado en las mismas está pensado para que queden “al dente”, podéis dejarlos un par de minutos más si os gusta más hecha.
Una vez cocida la pasta, la escurrimos y pasamos por agua fría. Esto siempre lo hago con la pasta, aunque no tengo muy claro cuál es el objetivo, creo que es evitar que siga cociéndose.

Rellenamos los canelones con la masa y los ponemos en una fuente. Los cubrimos con una bechamel ligera. Idea!: he leído un libro de cocina italiano que le queda muy bien el clavo y una hojita de laurel, por ello, cuando hago pasta siempre los incorporo y se nota una mejoría.
Rallamos con un poco de queso parmesano, un poco de salmón ahumado y dejamos que se hagan en el horno hasta que adquieran un tono.
Esta receta fue una especie de inventiva pero salieron realmente buenos y distintos.

4 comentarios:

joana dijo...

Hola harri me ha encantado tu receta y la tengo que probar, yo la hago igual pero con atun en lugar de salmon, pero creo que los tuyos han de estar deliciosos.

Me encanta tu blog, felicidades

El mio es la cocina de la nona
www.joanaib.blogspot.com

Harry Haller dijo...

Le echaré un ojo, gracias.

Jose dijo...

je je jee A mi me pasa lo mismo,echo ingredientes y luego no me acuerdo !! Tiene su lado bueno,no somos repetitivos..jeee

Raquel dijo...

Acabo de descubrir tu blog y me encanta estoy deseando probar alguna de tus recetas

Publicar un comentario

Opina, pero con respeto para tod@s. Nadie es perfecto.