viernes, 9 de marzo de 2007

Crêpes Suzette

Crêpes SuzetteComo muchos postres que se han convertido en clásicos, hay mucha leyenda en torno a su nacimiento. He leído varios argumentos, unos dicen que fueron elaborados en honor a la esposa de Eduardo VII, cuando todavía era príncipe de Gales; otros que fue en honor de una joven que acompañaba al príncipe de Gales y, curiosamente, no era la futura reina ;-).
Su propio inventor, Henri Charpentier, reconoce que fue un error cometido cuando se pretendía elaborar un postre para el futuro rey de Inglaterra. El nombre original era “Crêpes Princesa”, cuando no era la princesa quién acompañaba al príncipe, por lo que fue el propio príncipe quién se encargó de poner el nombre de “Crêpes Suzette”. Lo que sí es cierto es que se popularizaron en el café de París “Maire”.

La receta, relativamente reciente, no ha sufrido muchos cambios y se basa en unos crêpes bañados en un jarabe de mantequilla, azúcar, naranja y licor Grand Marnier.

Crêpes Suzette
Crêpes dulces

½ litro de leche templada.
200 gr. de harina tamizada.
3 gr. de sal.
50 gr. de azúcar glasé.
50 ml. de aceite.
3 huevos.
50 ml de Grand Marnier o, si no se tiene, coraçao o ron.
25 gr. de mantequilla derretida.
Ralladura de limón.

(1) Tamizamos la harina. Añadimos sal y azúcar.

(2) Batimos los huevos e incorporamos la harina.

(3) Sin dejar de batir, añadimos la leche templada (un poco), el licor, el aceite, la mantequilla derretida y la ralladura de limón. Mezclamos bien. Si fuese necesario, podemos colar la mezcla para que quede más fina.

Yo uso una sartén antiadherente especial para crêpes, por lo que no es necesario untar la superficie con ningún tipo de materia grasa. En Galicia, para la elaboración de las filloas, suele empelarse un trozo de tocino con el que se engrasa la superficie entre crepe y crepe.

(4) Calentamos la sartén, baja, antiadherente y plana, a fuego medio. Con ayuda de un cucharón, añadimos la masa a la superficie caliente, inclinando la sartén para distribuir la masa uniformemente y con el grosor deseado, no demasiado gruesas.

(5) Dejamos que se haga durante algo menos de un minuto, aprox., cuando se separa de la sartén con facilidad. Damos la vuelta y dejamos que se haga mucho menos tiempo por el otro lado, unos cuantos segundos, 20 ó 30.

Entre crêpe y crêpe debemos revolver la masa para que no se formen posos de harina.
Si la sartén está muy usada podría pasar que las primeras se peguen algo, no os preocupéis, están muy buenas (directas a la boca con un poco de azúcar o miel). A medida que se van haciendo, la sartén va adquiriendo mayor cantidad de materia grasa y ya no se pegarán nada. También es importante que la masa esté bien mezclada, los posos de harina harán que se peguen a la sartén.

La segunda fase es el toque especial de la receta. Lo que la distingue de otro tipo de crêpes dulces.

Salsa Suzette

No os preocupéis por las cantidades, aunque las propuestas son las recomendadas, podéis modificar las proporciones a vuestro gusto. Es importante que sea el coñac de naranja Grand Marnier o Coraçao, pues es la naranja el mayor elemento distintivo de este plato. La cantidad de mantequilla y azúcar deben coincidir, lo demás a gusto.

100 gr. de mantequilla.
100 gr. de azúcar glasé. Podría ser azúcar grano pero corremos el peligro de que no se disuelva del todo.
Zumo y ralladura de 1 naranja y media.
Zumo y ralladura de ½ limón
Grand Marnier, unos 50 ml.
Opcional: unas gotas de vainilla líquida.

(1) En una sartén derretimos la mantequilla con el azúcar. Dejamos que se disuelva algo.

(2) Rallamos y exprimimos los cítricos. Incorporamos a la sartén. Dejamos que reduzca un poco. Este proceso debe realizarse a fuego medio para evitar que se queme el azúcar.

(3) Doblamos los crêpes y añadimos al jarabe. Subimos el fuego, pues para el flambeado es necesario que tanto la sartén con el licor adquieran la temperatura adecuada.

(4) Echamos el licor y flambeamos. Dejamos que se queme un poco el alcohol y servimos.

Están muy buenos, tan buenos que me los he hecho a las 5 de la tarde después de venir de correr. Los jueves siempre voy a correr al mediodía.

Cuando no tengo Grand Marnier le suelo echar coñac pero hoy le he echado licor Kirsch. Ese aroma de cerezas también le ha sentado muy bien.

4 comentarios:

Mariana dijo...

Buenas noches,he estado unos días sin poder conectarme,porqué hubo una tormenta con mucho viento y se averió la línea de cable. Entro hoy y no doy a basto a copiar,¡que trabajador que estás!.
Estos creps deben ser gloria pura, los guardaré para más adelante.
La coca que pusiste de verduras,aquí en Catalunya no sé si la habrás visto alguna vez, se hace poniéndole tiras de berenjena y pimiento escalibado que cubran toda la pasta y encima trozos de longaniza,está muy buena y tiene mucho éxito.A veces la he hecho igual pero con la masa de hojaldre bien fina, pero el hojaldre comprado. No tengo tanto humor como tú para hacer encima el hojaldre.
Saludos.

Mariana dijo...

Hola, me he descuidado de decirte que en las recetas que pones, el tenedor que está al lado muchas veces me impide ver lo que escribes.

Harry Haller dijo...

No tengo mucho más que decir, de cocas sabrás mucho más que yo. Sí sé que tiene que ser muy fina y que se suele hacer con hojaldre.
La foto no es muy agraciada, pues me pasé con la cantidad queso que, además, no debería llevar. También le puse un borde de hojaldre, que da la impresión de que es más grueso de lo que realmente es. Debajo del queso, te puedo asegurar que sí hay verduras ;-)

En realidad suelo hacer más pizzas...

Saludos.

macu perez perez dijo...

QUE PENA QUE NO SIGAS ESCRIBIENDO RECETAS Y PENSAMIENTOS... PERO YO ME QUEDARE AQUI SIEMPRE... Y MAS AHORA.. SOLO TENGO QUE PENSAR EN QUE NO SE HACER ALGO Y ME VENGO A TU CASA.. ¿PORK TODAVIA ESTAS AHI, VERDAD ?.. NO TE OLVIDO...