miércoles, 9 de enero de 2008

Lomo al horno en salsa de mostaza

Lomo al horno en salsa de mostazaMier…

B12

Para mí, que no soy nada carnívoro, decir que una carne está buenísima es todo un cumplido. Este plato, además de ser fácil, es un plato de calidad. El calificar un plato como “plato de calidad” no quiere decir que sea “un plato de domingo”, desechemos esas costumbres fuertemente arraigadas de unas comidas pesadas los fines de semana, en especial los domingos. En muchas ocasiones lo que hace a un plato pesado es el acompañamiento, las famosas patatas fritas empapadas en salsa. Con una carne asada yo pondría un acompañamiento de verduras o una ensalada (esta vez M ha querido patatas fritas ;-)). Siempre resultará más pesado, para los kilos y para la salud, una carne frita que una asada.

Lomo al horno en salsa de mostazaTodos aquellos que seáis vegetarianos conoceréis mejor que yo las necesidades de la vitamina B12 y los problemas que puede conllevar su carencia, como la anemia perniciosa (qué miedo). Aunque en general no me gusta la carne (exceptuando la del pollo o conejo) y tomo poca, por suerte, soy un devorador de productos lácteos: quesos, yogur, leche,… Los huevos de los postres también ayudan ;-) al equilibrio B12. Gran variedad de productos para vegetarianos se comercializan esta vitamina (y complejo vitamínico B), para aquellos que no lo seáis os recomiendo este rico plato para darle un poco de B12 al cuerpo.

Sobre el tema de la proteínas de la carne, nada que decir, sólo que no es (tal y como muchos piensan) la única fuente de proteínas para nuestro organismo (no para proteínas no esenciales). Hay otras fuentes: cereales, hortalizas, frutos secos,…

…coles

Siempre en el medio, no se sabe si vas o vuelves. Tienes el tiempo suficiente pero llegas demasiado tarde. Mañana será tarde, ayer todavía estaba a tiempo.

Antes te odiaba, ahora te adoro. Vivir entre dos aguas, con la esperanza de que no sea demasiado tarde y con la confianza de poder agarrarme al pasado. Vivo en miércoles. Un miércoles a las 3 de la mañana…

Wednesday Morning 3 A.M.

Lomo al horno en salsa de mostaza
Versión original sin subtítulos

Dos diálogos. Un monólogo y un diálogo. Dos grandes películas. Dos relaciones. Cuatro vidas más una.

Uno: Paris, Texas

“Y al verme tan solo y triste
cual hoja al viento,
quisiera llorar,
quisiera morir de sentimiento…”
(J. L. Alavés, canción mixteca)

Diálogo original

- Can I tell you something?
- Sure, anything you like.
- It's kind of long.
- I got plenty of time.
- I knew these people.
- What people?.
- These two people. They were in love with each other. The girl was… young, about seventeen or eighteen, I guess. And the guy was ... quite a bit older.
He was kind of ragged in, wild. She was very beautiful, you know.
- Yeah.
- And together they turned everything into a kind of an adventure, and she liked that. Just an ordinary trip down the grocery store was ... full of adventure.
They were always laughing at stupid things. He liked to make her laugh and ... they didn't much care for anything else, because all they wanted to do was be with each other. They were always together.
- Sounds like they were very happy.
- Yes, they were. They were real happy, and he, he loved her more than he ever felt possible. He couldn't stand being away from her, uh ... during the day when he went to work. So, he quit. Just to be home with her. (…)

Dos: Dos en la carrereta

Diálogo original

- The whole world is changing out of all recognition. There is no such thing as permanence anymore.
- No, I suppose not.
- And we should be glad.
- I suppose so.
- What kind of people just sit without a word to say to each other?
- Married people.
- Exactly.
- It's so sad.
- No, my darling. That is not sad. When something is finished, one must say, "It's finished."
- I'll always love you, always, no matter what.
- No matter what?
- Yes. As long as I don't catch you.
- If you catch me, you can keep me.
- There comes a time when one must grow. When the old things are not amusing anymore.
- How is that!
- Painful!
- That was out, you pregnant sow. Plumb out, leg before driftwood.
- Pregnant what?
- Pregnant sow.
- You'll have to come out eventually.
- Help!
- Bastard!
- Give us a kiss.
- You must decide.
- I know.

Lomo al horno en salsa de mostazaIngredientes
  • Un trozo de lomo de cerdo.
  • Pimienta recién molida (negra o blanca).
  • 1 pizca de pimentón picante.
  • 1 cucharilla de pimentón dulce.
  • 3 dientes de ajo troceados finos.
  • 1-3 cucharadas soperas de mostaza (a gusto).
  • ¾ a 1 de pastilla de caldo de pollo.
  • Aceite de oliva para formar una salsa.
  • Sal
  • Opcional: perejil, orégano y/o laurel. No acostumbro a añadirlo, pero estos aromáticos van muy bien con la carne de cerdo.
(1) Prepararemos el adobo del lomo el día anterior. Añadimos pimienta al lomo de cerdo. La sal, para que no seque la carne, la echaremos unos momentos antes del horneado.

(2) El un cuenco o mortero incorporamos: el ajo picado fino, la mostaza (a gusto, mejor en exceso), pimentón dulce y picante, el caldo de pollo desmenuzado y abundante aceite, hasta tapar o un poco más. Removemos y mezclamos bien. Podría echársele un poco de perejil picado, orégano u otra planta aromática (tomillo, romero,…) pero sin pasarse, para que no enmascare el sabor del adobo.
De vez en cuando le iremos dando unas vueltas al adobo para que se impregne bien con sabor de la salsa.

(3) Al día siguiente, salamos el lomo e introducimos en horno precalentado durante unos 10 minutos a temperatura muy alta para que se tueste un poco la superficie. Podría dorarse al fuego previamente pero resulta mucho más cómodo así. Regulamos la temperatura del horno a baja temperatura, entre 150-170º, y cocinamos hasta que esté hecho, entre 40 minutos y una hora, dependiendo del grosor de la carne.

(4) Una vez horneado la retinamos de la fuente y reservamos para su corte. Cortamos la carne en trozos de entre uno y dos centímetros de grosor.

Procedemos a hacer un “Déglaçage”, retirando la carne (ya dicho) y poniendo al fuego la bandeja en la que la hemos horneado con un poco de agua o vino. En este caso mejor agua. Con una cuchara de madera removeremos para que el recipiente vaya soltando la grasa y forma una salsa espesa. Dejamos reducir hasta que tenga cierto color y densidad. Vertemos sobre la carne cortada.
Con el “Déglaçage” (a veces llamado “desglasado”) formaremos una rica salsa con los restos de la grasa que se han caramelizado en la superficie de la fuente, “oro líquido”. Si nos gusta espesita también podría añadírsele algún espesante como maicena.
Acompañad con lo que más os guste.

3 comentarios:

Jose (trassto) dijo...

Buenas... Me reincorporo a tu blog después del ¿descanso? navideño por España. Alegra ver que, tras la vuelta a las frías tierras suizas, aparte de la incesante lluvia y la posibilidad de patinar por la calle, hay cosas que se mantienen: tu blog cargado de estupendas recetas.
Esta última me la salto dada mi condición vegetariana :) pero prometo hacer un intento de macarons (sólo intento, nunca he tenido mucha mano para los merengues).
Y también quiero hacer una reivindicación a colación del diálogo de "Dos en la carretera": el silencio en la pareja. Sólo una pareja bien avenida puede soportar un silencio sin que resulte incómodo, o una mirada o gesto puede decir más que cientos de palabras.
Por cierto, Feliz Año a todos si aún no lo he dicho.

Harry Haller dijo...

Hola, bienvenido!
Ok, siempre que puedan cruzarse las miradas.
No intentes los macarons… ¡hazlos! Verás que no resultan difíciles y son exquisitos.

Feliz vuelta al trabajo, I suppose.

Anónimo dijo...

Para salir del paso con unos filetes de lomo adapté esta receta y quedaron muy, muy ricos. Los dejé en adobo un par de horas y a la sartén, una vez listos,añadir a la sartén el adobo que haya sobrado y poner poner un poco encima de los filetes. en 2 minutos listos y mmmmmmm...

Saludos.

Nerisa