martes, 20 de febrero de 2007

Arroz con conejo


Ésta es la receta del conejo que siempre ha hecho mi madre pero tiene una serie de aportaciones que, para mi gusto, si cabe, la han hecho exquisita y diferente: el pimentón, las alcachofas y/o judías o el sofrito del arroz antes de añadir el agua.

Puede realizarse con pollo. ¡Cuánto le gustaba (y gusta) a mi hermano Martín!. Con el pollo el tiempo de cocción debe ser menor, siempre que no sea casero, en cuyo caso debe estar más o menos el mismo tiempo.

También se puede evitar tener que realizar todos los pasos y hacerlo de un tirón: rehogar el conejo en un sartén, dorar la cebolla, el ajo y el pimiento. Añadir a la tartera en la que estarán todos los ingredientes en crudo (menos la sal y el azafrán), cubrir con agua, cocer y proceder como el resto de la receta. Así lo hace mi madre y no le echa ni judías ni alcachofas. Está buenísimo. Lo de las alcachofas y/o judias fue a partir de un par de recetas de arroz que le he visto realizar a José Andrés y he leído en un libro de cocina. Me gusta probar nuevos sabores.

Ingredientes
  • Conejo, unos cuantos trozos (6-8) de tamaño pequeño.
  • ½ cebolla grande.
  • 2 dientes de ajo, uno picadito y otro majado.
  • Un trozo de pimiento verde y un poco (menos) de pimiento rojo.
  • 1 ó 2 tomates, sin piel y rallados.
  • Una ramita de perejil.
  • ½ guindilla.
  • 1 ó 2 zanahorias.
  • Guisantes.
  • Judías y/o alcachofas, 3 ó 4 y 2, respectivamente.
  • ½ o 1 vaso de arroz bomba (uso una marca comercial que pide auxilio).
  • Aceite de oliva virgen.
  • Azafrán (como colorante y en hebras, éste último opcional).
  • Pimentón, media cucharadita.
  • Sal.


(1) En una olla con un poco de aceite doramos el conejo. Una vez dorado se retira y, en el mismo aceite, doramos la cebolla, los ajos y los pimientos. Cuando la cebolla ya esté blanquecina echamos la zanahoria troceada, sofreímos y añadimos una ramita de perejil, un poco de azafrán en hebras, media cucharadita de pimentón dulce y un trozo de guindilla (si queremos que pique un poco). Debemos cuidar que no se queme. Inmediatamente después echamos el tomate, sin piel, troceado o rallado. Rehogamos un poco.

(2) Añadimos las judías y alcachofas con el conejo, le damos unas vueltas, cubrimos con agua e incorporamos los guisantes. El agua debe ser bastante, que cubra bien el conejo, pues debe estar cociendo algo más de media hora. También podemos echarle caldo de pollo.
Una vez el conejo esté blando, escurrimos el caldo de cocción y medimos 3 partes (y un poco de propina) de arroz. Echamos el arroz al conejo con las verduras y sin agua. Rehogamos un poco el arroz y añadimos el caldo que habíamos medido.
Echamos sal, que debemos rectificar al final si fuese necesario, y un sobre de azafrán (colorante alimentario). En un cuarto de hora o algo más estará hecho. Lo dejamos reposar unos minutos y servimos.

Rico, rico.


Un día pondré la receta del conejo en "salsa de perdiz" que era uno de mis platos preferidos de (más) pequeño. ;-)

15 comentarios:

Anónimo dijo...

¡qué rico! Me has dado una idea genial para este domingo. Gracias

Beatriz dijo...

Hola, he descubierto tu blog gracias a los 21 gramos de vida de la tarta de queso y naranja, y como casualmente hoy estoy haciendo arroz con pollo, he mirado esta receta para hacerlo diferente. No tengo judias verdes y le he echado champiñones en su lugar, y de momento huele rico rico. Enhorabuena, tiene sun blog estupendo.

Harry Haller dijo...

Hola,
A María le encanta. Yo lo dulce, ella lo salado.

Espero que te haya salido rico, nunca he probado con setas.

Gracias y saludos.

Beatriz dijo...

Hola de nuevo, si que quedó rico, si, nunca le había echado el pimentón y el tomate, y la verdad es que le ha dado un sabor buenísimo. A mi novio (futuro marido en 17 dias) (ya sé que no viene a cuento, pero estoy tan contenta y soy tan pava que lo voy soltando por todos lados) le encantó, el también prefiere lo salado a lo dulce, aunque con la cantidad de recetas dulces que tienes colgadas seguro que le acabo pasando al bando de los golosos, jaja.

Harry Haller dijo...

Qué nervios!... Lo mío fue hace 4 años y estaba como un flan. Como en el anuncio “que levante la mano a El que se va a casar y tiene miedito”, yo tenía pa´nico. Ese día paso todo en un instante, ni me enteré.
ENHORABUENA!!!! Y a vivir felices.

Saludos

Beatriz dijo...

Muchas gracias! Y el risotto con setas vaya pinta mmmmm a ver si lo hago un dia de la semana que viene.

Anónimo dijo...

Hola Harry! La proporción que utilizas es el doble de caldo que de arroz "sos"?
Una pregunta más... lo puedo hacer en una paella? Eso de la tartera no se lo que es...
Soy una principiante...:p
Gracias!

Harry Haller dijo...

Perdona, pero con el poco tiempo que tenía (y tengo) me he limitado a "aparecer" en las últimas entradas. Utilizo arroz "bomba", marca SOS ;-), más de dos partes de líquido (2 1/2) por una de arroz. "Tartera" es "Olla", y sí, puedes hacerlo en una paellera. Mejor todavía.

Saludos y perdona.

Anónimo dijo...

Muchas gracias Harry!!!
Quiero aprender a hacer un buen arroz y creo que tu receta es perfecta! :-)
Muchas gracias por contestar.
Besos,
Victoria.

Harry Haller dijo...

A ti!

Anónimo dijo...

está buenisisimo ¡madre mia!

Javier dijo...

Acabo de hacer tu receta, bueno me faltaba algún ingrediente, huele estupendamente, tiene pinta de estar riquísimo. gracias

Anónimo dijo...

Ha salido estupendo. Tan solo un apunte: tal vez hubiera altado salpimentar el conejo antes de dorarlo. Gracias por la receta

restaurante murcia dijo...

¡Hola
Una receta sencilla y eficaz!
Hice la receta y toda la familia pareció excelente! Muchas gracias!!!

Anónimo dijo...

Hola!! Lo hice por primera vez es muy sencillo y facil,me quedo buenisimo y un plato economico,gracias!!