jueves, 22 de febrero de 2007

Muffins de ciruela (pastel de ciruela) - Bizcocho de almendra y ciruelas

La receta es original de “la olla suiza”, en dónde realiza un pastel con esta masa. Yo, como hoy María a empezado un régimen ;-), la he hecho con la mitad de ingredientes y la he presentado como si de unos Muffins se tratase. Según dice en su blog, puede realizarse con otras frutas como manzanas, albaricoques o piña.



Me ha sorprendido gratamente, no lo esperaba. Tiene un sabor que calificaría entre bizcocho tradicional, tarta de almendras y frutas que resulta muy bueno. A la hora de realizarlo me parecía haber empelado muchas ciruelas pero puedo decir que al final incluso me parecieron escasas.

¿Por qué digo muffins y no magdalenas?. Porque el nombre magdalenas lo prefiero reservar para las típicas “Madeleines”, más alargadas y con forma de concha, de cuya inventora reciben nombre.

Ingredientes

  • 600 gr. de ciruelas rojas. (300 gr.)
  • 115 gr. harina. (58 gr.)
  • 135 gr. de almendras molidas. (68 gr.)
  • 115 gr. mantequilla, que debemos retirar del frigorífico un tiempo antes de empezar el postre. (58 gr.)
  • 100 gr azúcar moreno. (50 gr.)
  • 2 huevos (1 unidad)
  • 2 cucharadas de kirsch o  Amaretto. (1 cucharada)
  • 2 ó 3 gotas de aroma de almendras amargas. Yo, como no dispongo de él, he echado un chorrito de limón y un poco de ralladura. (1 ó 2 gotas)
  • 2 cucharaditas de levadura química en polvo (Royal) (1 cdta)
  • Opcional: 30 g almendras en laminas para decorar.



(1) Levantamos la mantequilla batiendo enérgicamente hasta que esté espumosa.
(2) Añadimos, los huevos, el licor Amareto, el azúcar y el limón (o aroma de almendras amargas).
(3) Echamos la harina mezclada con la almendra y la levadura en polvo. Mezclamos bien.
(4) Echamos sobre un molde de unos 20 cm de diámetro, previamente engrasado y enharinado. Yo he empleado unos moldes para “magdalenas” ;-).
(5) Cortamos las ciruelas en cuatro trozos, retirando el hueso, e incrustamos verticalmente sobre la masa.
(6) Ponemos las almendras laminadas o en trocitos sobre las ciruelas y la tarta.
(7) Introducimos en el horno, previamente precalentado a unos 210º C durante unos 45-50 min.

Está muy bueno, lo aseguro. Resulta mucho más esponjoso de lo que cabría esperar.
Gracias.

4 comentarios:

Mariana dijo...

Tienen que estar muy buenos estos mufins, nunca los he probado. ¿Son esponjosos como las magdalenas o más espesos? Aunque de momento no puedo comer nada dulce ya que también me he puesto a dieta.A ver lo que aguanto

pepecalo dijo...

Tienen mucha menos densidad que la tarta de almendra, fíjate que lleva polvo de hornear con harina, además, la fruta los hace todavía más jugosos. En cualquier caso, no lo son tanto como las magdalenas. He echado más levadura y me han crecido casi el triple del volumen inicial.

Disfruto más cocinando que comiendo. No como mucho, sólo postre. Prefiero un bocado que no dos, quedarme con los sabores. Me gusta "degustar" un poco de todo y, sobre todo, que le guste a los que los comensales (María). Me da pena. Ahora tendré que dividir las cantidades entre 4, no entre 2, y contarle a María cómo sabe lo que cocino.
Creo que lo mejor es comer un poco de todo y más vale un postre casero que un sólo trozo de bollería industrial (aunque esté buenísima). En muchos postres las grasas animales (mantequilla, manteca, margarina, ...) pueden sustituirse por aceite de oliva evitando el colesterol.

Cuando "hay que aguantar" algo falla en la dieta. Se lo he dicho a María, así no podrá aguantar mucho. La ecuación es sencilla: comer la mitad y hacer algo de deporte, suave, sostenido y aeróbico.

Mucho ánimo.

Mariana dijo...

Hola, no es tan fácil como dices. Yo no como mucho, pero la repostería es mi perdición, ojalá no me gustara hacerla ya que de esa manera poca comería, porque la que venden industrial no compro nunca ya que no me gusta nada. Si alguna vez compro algo es de pastelerías artesanas, pero la mayoria de veces lo hago yo y cómo lo veo me lo como y eso que miro de hacer las recetas lo más light posible, pero quieras o no, el azúcar se convierte rápìdamente en glucosa y ala, almacenarse a las caderas.
Por eso a ver si podemos pasar una temporada con verduritas y pescado.

Harry Haller dijo...

Tienes toda la razón. A mí me salva el deporte. Soy un fanático de las carreras de fondo, corro dos horas cada día, aunque en invierno piensen muchos, con razón, que estoy un poco loco por levantarme a las siete de la mañana para ir a correr. Mañana también! y ya es la 1:00!...

Pese a todo, en verano todo resulta mucho más fácil: más tiempo, menos hambre, más calor,...

No quería decir que fuese fácil, sólo que se le da demasiada importancia a la imagen. Lo importante es la salud, aunque su ausencia suele estar ligada directa o indirectamente al sobrepeso.

Publicar un comentario

Opina, pero con respeto para tod@s. Nadie es perfecto.