jueves, 7 de junio de 2007

Bogavante a la plancha

Soy de "Lujo" y no lo "niejo"

Desde luego que es de lujo este plato. Yo no, yo sigo siendo de ría. Cuando un producto es bueno, de calidad o tiene un sabor especial, lo mejor es evitar condimentarlo demasiado y disfrutar de “su” auténtico sabor.

Por ese motivo los mariscos se acostumbran a tomar por aquí cocidos o, simplemente, a la plancha. Yo prescindiría de la mayonesa con la que se suele acompañar el marisco y ponen en algún que otro restaurante.
Otro clásico plato con bogavante es el “arroz con bogavante” pero, sinceramente, me daba un poco de pena desperdiciar esos eurillos en un arroz, por muy bueno que pudiera estar. Para el arroz unas necoritas, unas gambas o un centollo.

Lo más duro

…fue tener que… (¡Niños!, ¡a la cama!) ¡Cortarlo vivo! Es una pena, pero es como hay que hacerlo. Los aromas y los jugos son “oro” puro.

La comida de los domingos

Después de haber superado el famoso rol de “ropa de los domingos”, todavía queda pendiente sobrellevar y superar una de esas costumbres que todavía perduran: la famosa “comida de los domingos”. Yo intento borrarlo de mi mente y elaborar un plato sencillo y, a ser posible, rico.

En casa de mis padres, y en los de M, todavía persiste esa tradición. Los domingos de invierno se prepara alguna comida fuerte, que suele ser cocido o una carne asada; en verano algo más ligero pero también consistente, en casa de mis padres la ensaladilla y/o el churrasco es una tradición.

Y un domingo ¿por qué no una comida ligerita? Mi ideal sería poder homogeneizar las comidas de toda la semana. El tiempo suele ser un problema pero hay muchos platos que se pueden empezar a elaborar, o incluso cocinar, el día anterior. ¿Hay algo mejor que, después de venir del trabajo, te encuentres en el plato un buen bogavante? Sí, dos buenos bogavantes.

Ya queda menos, un par de días y seré (más) libre. Para eso sí que existen días de la semana.

Ingredientes
  • 1 ó 2 Bogavantes vivos. Podrían emplearse también una langosta o unas cigalas.
  • Sal gruesa
  • Pimienta negra recién molida
  • 50 ó 100 gr. de mantequilla
  • Ralladura de limón
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal fina
(1) Aún vivos, cortamos el bogavante, o los bogavantes, por la mitad, de manera longitudinal. Un corte seco y rápido empezando por la cabeza (¡que morboso!) y de manera que no se pierdan demasiado los jugos. Separamos las pintas y extraemos “el coral” del interior. Salpimentamos cada uno de los cortes con sal fina y pimienta negra recién molida.

(2) Ponemos una plancha al fuego. Lo mejor es no echarle aceite, así no llenaremos la cocina de humo. Ponemos un poco de sal gruesa por la superficie de la plancha. Cuando la plancha esté bien caliente ponemos los bogavantes con el corte hacia abajo y los cocinamos durante unos 3 minutos.

(3) Aparte, abrimos las pinzas con un “cascador” para marisco o un martillo de madera, retiramos la carne y la picamos muy fina. Mezclamos la carne con la mantequilla reblandecida.

(4) Giramos los bogavantes y extendemos la preparación sobre la parte carnosa. Cocinamos durante unos 5 minutos. Si fuese necesario podemos darle la vuelta de nuevo para cocinar un poco más la mezcla.

(5) Rallamos un poco de limón sobre la carne del bogavante, echamos un chorrito de aceite de oliva y servimos.

Para chuparse los dedos. Por cierto, se me olvidada, el marisco (casi todo) se come con las manos, perdón, con ayuda de las manos. Siempre con la boca.

15 comentarios:

Chimichurri dijo...

No te digo ná y te lo digo to... que cosa mas rica!!! ... me pirra el marisco... buenisisisima receta, como siempre

Saluditos

chocolat dijo...

vamos a ver..que rico ha de estar seguro..pero vaya partirlo vivo..no puedo hacerlo despues e darle no se un hervor???..

seguro que no..que no quedara igual..pero es que me da cosa..

..en cuanto a lo de las comidas del domingo..jeje hasta los 23 y ahora tengo 33 años..todos los domingos eran dias de comida familiar..como unos 20 o 25 cada domingo..y cuyo principal objetivo era hacer barbaridades de comida..y beber cuanto mas mejor..jeje..

pero sin embargo lo recuerdo con nostalgia..las risas con mis primos..las canciones en la hora del cafe..

..y siempre acabar hablando de politica o religion..jeje y es que las comidas numerosas familiares son unicas siempre ;-)

estupenda receta!!

Harry Haller dijo...

No sé, pero eso de dejar que se muera LENTAMENTE mientras se cuece no creo que sea más misericordioso con la criatura. Lo del cuchillo es un golpe seco ;-), ni se ha enterado.

Era, simplemente, para indicar que a veces hacemos unas cuantas “barbaridades” sin darnos cuenta. Si lo pensamos, no seríamos ni vegetarianos. Ya sabemos, de aire no se alimenta, los peces grandes se comen a los más pequeños…. y Bush seguirá haciendo lo que le dé la gana.

Lo de las comidas tiene gracia. En casa de mis padres los temas que acababan en discusión eran, por supuesto, la política y (raras veces) el fútbol. Son discusiones que, por su naturaleza subjetiva, nunca tendrán fin ni argumentación que valga.
Hace tiempo que aprendimos que hablar de esos temas no servía para nada… pero todavía lo seguimos haciendo.

Me estoy conteniendo no hablar de política, sólo un poco. Sé que así podría ganarme unos cuantos enemigos ;-). A muchos les resulta difícil entender que hay muchos puntos de vista y todos respetables. A fin de cuentas, es algo que no sé puede evitar, cada uno piensa como piensa y no puede hacer nada para cambiarlo (por lo menos no de modo inmediato, salvo tratamientos de shock). Es como las afinidades, uno no sabe qué es lo que las estimula pero están ahí.

Saludos (2).

PrunusDulcis dijo...

Eso tiene que estar de muerte... no he comido nunca bogavante a la plancha, siempre hervido... Lo tengo que probar, seguro que está muy rico. Confieso que no tengo el valor necesario para darle el golpe de gracia al pobre bicho, igual que soy incapaz de meterlo en la olla con el agua hirviendo.. de eso se encarga J. Pero comerlo me lo como encantadísima y sin remordimientos(qué incoherencia!)
Respecto a la comida del domingo, en mi casa tocaba paella, siempre PAELLA, y claro 25 años (hasta que me independicé) comiéndola cada semana, por obligación, me ha hecho llegar a aburrirla. No es que no me guste, simplemente no me apatece.Ahora los domingos no como en casa de mis padres ;-)

Ánimo P!!! ya estás en la recta final... Besos.

(Todavía no he tenido tiempo de hacer ninguna receta con los "cups". Cuando lo pruebe ya te cuento)

Harry Haller dijo...

Hola almendr@, ;-)

¡Me faltaba la paella!, es otro de los platos dominicales por excelencia, sobre todo en verano. En casa de mis papás se turnan: paella y churrasco, muy típico de estas tierras, con una salsa chimichurri. ;-)

Por otro lado, aquí tenemos una de las tradiciones más crueles (a mi parecer) que he podido presenciar en mi vida: la matanza. Es un espectáculo brutal que no describiré. Todavía tengo esa imagen de inocente adolescente (no como los de ahora) cayéndole las lágrimas mientras observaba la brutalidad y sufrimiento con la que se sometía al cerdo. Creo que la matanza con chullillo está prohibida (no estoy seguro) pero se sigue haciendo.

A ver como va lo de los cups. No te he vuelto a responder, primero por el tiempo y segundo porque no tengo nada claro si se debe responder a una respuesta ¿cuándo se da por finalizado? Tampoco quería ser pesado.

Por fin he acabado lo que “tenía que hacer” para esta semana, la que viene cambiaré de rol, me pondré desde el otro punto de vista y pasaré de víctima a verdugo. No soy mala víctima pero creo que tampoco soy mal verdugo. Intentaré perdonar la vida.

Saludos

mil_rosas dijo...

Hola, estoy buscando recetas para hacer unos bogavantes y he encontrado tu blog, me ha gustado mucho, y ahora te quiero preguntar...dices que los bogavantes tienen que estar vivos, los míos han fallecido hace un rato jiji, bueno, que los voy a cocinar mañana y ya se han muerto, puedo hacer la misma receta o ya no sirven muertos?? gracias.

Harry Haller dijo...

Hola,
En primer lugar, perdona si no respondo. De vacaciones paso cada 2 ó 3 días por un ciber…

El bogavante puede estar moribundo o ya difunto.

Saludos.

Anónimo dijo...

Yo lo meto un ratito en el congelador para atontarlo, y así al menos no mueve las patas mientras lo rajas.

Para mi gusto creo que te excedes en el tiempo de plancha (pero en fin, para gustos se hicieron los colores)

Saludos

Anónimo dijo...

Yo lo meto un ratito en el congelador para atontarlo, y así al menos no mueve las patas mientras lo rajas.

Para mi gusto creo que te excedes en el tiempo de plancha (pero en fin, para gustos se hicieron los colores)

Saludos

Harry Haller dijo...

Gracias por la sugerencia...
Como muchos otros comentarios, era con cierta ironía.

EN realidad, no sé ni cuánto tiempo lo dejo, hasta que esté hecho me imagino.

Saludos.

Anónimo dijo...

hola todos, me gustaria añadir una sugerencia. En el tema de la receta antes de echarles el aceite de oliva y el limon exprimido, haces lo siguiente. En un botellin de cerveza vacio echas dos o tres dedos de coñac, el jugo de dos limones y el resto lo rellenas con aceite de oliva. Por ultimo lo agitas muy bien y ya solo te queda vertir el aderezo segun la receta. Queda de escandalo! Sobre hervirlos es bastante mas cruel, ademas chillan los condenaos.. espero q os guste....

Anónimo dijo...

hola todos, me gustaria añadir una sugerencia. En el tema de la receta antes de echarles el aceite de oliva y el limon exprimido, haces lo siguiente. En un botellin de cerveza vacio echas dos o tres dedos de coñac, el jugo de dos limones y el resto lo rellenas con aceite de oliva. Por ultimo lo agitas muy bien y ya solo te queda vertir el aderezo segun la receta. Queda de escandalo! Sobre hervirlos es bastante mas cruel, ademas chillan los condenaos.. espero q os guste....

Gabriel dijo...

Si le hechas un chorrito de coñag cuando enstán en la plancha te dá un saborrrrr..............

Anónimo dijo...

dejaros d tonterias .... si no kereis matarlos vivos ir al restaurante.

acabo d cenar esto y esta realmente cojonudo el plato... el toque d limon perfecto... aun k no lo imaginava.

gracias

Cristian dijo...

Soy un amante de la buena cocina y por eso me gusta preparar cosas para mi familia. Cuando encuentro por internet alguna receta que me gusta, trato de hacerla. Tambien veo en mi LCD TV muchos programas de cocina