martes, 25 de marzo de 2008

Barritas de limón y cardamomo con Oreo, queso crema y chocolate blanco

Barritas de limón y cardamomo con Oreo, queso crema y chocolate blanco
¡Vaya usted a saber!

Un limón, medio limón…(http://larsvontrier.blogspot.com/) Por suerte escribí la receta antes de irme de vacaciones, ahora sólo recuerdo sus sabores y el proceso. Sí, ya estoy de vuelta, de vuelta y media, porque un par de días los tendré que ocuparme a ponerme de nuevo al día en la vida normal, en el trabajo y en el sueño. Sorry.

Barritas de limón y cardamomo con Oreo, queso crema y chocolate blanco

El postre (ya me olvidada) está delicioso. Se puede jugar con la cantidad de limón, más o menos adaptada a nuestros gustos (¿y naranja?). Introducimos el dedo y listo. Las cantidades indicadas han sido perfectas para el gusto de M y el mío, una delicia que, además, tiene presencia. El cardamomo y su aroma alimonado queda perfecto, la cantidad indicada no es excesiva pero sí justa si lo que queremos es tener un postre de limón. En Santiago no he podido encontrar “citronella” (Cymbopogon), nunca la he probado, pero intuyo que también podría ser un perfecto sustituto para el limón.

Barritas de limón y cardamomo con Oreo, queso crema y chocolate blancoAdiós. Reflexión (17 marzo 2008)
Varias circunstancias me han llevado a replantearme ciertos temas (blog incluido). Desesperación, agotamiento, insatisfacción, degradación, materialismo, egoísmo,… poca cosa. Me vendrá muy bien irme de vacaciones, aunque sea bajo la lluvia, como creo que será.

Barritas de limón y cardamomo con Oreo, queso crema y chocolate blanco
497 mensajes sin leer
¿Qué querrá decir? ¿Que los lea? ¿Que bata el record mundial de mensajes no leídos? ¿O que siga esperando a que se me llene el buzón? Teniendo en cuenta que hace tiempo que no me llegan correos con “VIAGRA”, habrán desistido después de mis negativas ;-), y que han puesto un filtro anti-SPAM, me veo leyendo medio libro de mensajes, un mosaico de vidas y opiniones, las mías, las de los blogs, las del trabajo, de publicidad, de un/una desconocid@.
Mañana empiezo, o quizás hoy. Por el momento, como los últimos meses, seguiré leyendo por encima alguno que otro, al azar.

Barritas de limón y cardamomo con Oreo, queso crema y chocolate blancoBases para una vida
Axioma 1. No se puede cambiar el mundo con la voluntad de cambiarlo.
¿Cuál es el fin de mis principios y el principio de mis pecados? ¿Me quedo con la palabra o actúo? ¿No es la palabra una acción? Si os digo que me quedo en la palabra soy un memo burgués, si no me quedo en la palabra seré un engreído memo burgués.
Cuando las bondades se cuentan se llaman vanidades, cuando no se cuentan se olvidan pero te hacen más fuerte.
¿Somos buenos o lo parecemos? ¿Soy malo o lo parezco? Lo ideal es ser bueno y parecer malo, lo humano es ser malo y parecer bueno, ser bueno y parecer bueno o ser malo y mostrarlo.

Axioma 2. Si te olvidas del mundo serás feliz, si el mundo te olvida serás un marginado y si no te olvidas del mundo serás infeliz.
El equilibrio o no existe o no lo he encontrado. “Bob esponja” lo absorbe todo, “Bob esponja” vive en un vaivén emocional permanente. Mr. Mirror lo repele todo, Mr. Mirror se mira el espejo y se gusta.

Barritas de limón y cardamomo con Oreo, queso crema y chocolate blanco
Axioma 3. Nadie puede demostrar que abrir los ojos al mundo valga la pena (ni lo contrario).
¿Y si lo ideal es olvidar? ¿Tener memoria selectiva y no ver más allá de lo que la vida nos alcance? Recuerdo una conferencia de cierto actor famoso (y activista) en la que contaba que envidiaba a aquel hombre que se dedicaba a trabajar con sus manos, sin más afán y deseo que hacer lo mejor posible su trabajo. Yo tendría dos preguntas: ¿no es esa otra forma de cambiar el mundo?, ¿volverías a hacer lo mismo en tu vida?
Si volviese a nacer no haría las mismas cosas, sólo repetiría algunas. Será porque me sé el final. También soy algo masoquista, con lo malo he disfrutado (a posteriori) tanto (o más) que con lo bueno.

Axioma 4. No se puede ser eternamente bueno ni eternamente malo.
El momento de debilidad, para lo bueno y para lo malo, existe. No tiraré la primera piedra. Nadie es perfecto.

Axioma 5. Creerse mejor o, simplemente, bueno también es “pecado”.
El pensar que se es bueno te hace malo, te convierte en soberbio y autocomplaciente.
De tiempo a esta parte he aprendido a valorarme más (ojo, “más” es relativo), M, en cambio, desde que la conozco tiene un estado de complacencia consigo misma que me ha ayudado a valorarme más (relativo).
El desconocimiento del mundo y de lo ajeno lleva a la satisfacción absoluta o a la total insatisfacción, siempre dependiendo del “sujeto paciente”. Conocer más el mundo es lo que me ha salvado, descubres las miserias y los sufrimientos, que la mayoría de la gente no tiene nada, “no sabe nada”, he querido decir. Los satisfechos no quieren descubrir el mundo por miedo a perder ese estatus de ceguera que los hace sentirse importantes. ¿Qué es importante?

Pregunta 6. ¿Se puede amar eternamente? ¿Pueden los momentos de amor ser mayores que los breves (en tiempo) pero intensos momentos de desazón?
“Hace un año estábamos desenamorados, muy no enamorados…”

Barritas de limón y cardamomo con Oreo, queso crema y chocolate blanco
El tema del día
La canción para estar de vuelta no podía ser otra más que Alexanderplatz:

Y de golpe llegó el mes de febrero,
hacía frío en aquella casa,
me repetías: “¡sabes que en invierno se vive bien como en primavera!”
Sí, sí justo así.
La bedela regresaba de la escuela un poco antes para ayudarme
"Pareces cansado, será que tienes ojeras
¿cómo te encuentras en Berlín Este?"
Alexander Platz auf wiedershen
Y había nieve, voy a dar un paseo hasta la frontera, "Voy contigo"
Y la noche siempre se volvía tarde,
sólo mis pasos por las calles.
Y me gustaba limpiar y hacer las camas
quedar aislada como una auténtica princesa
prisionera de su firma en la esquina como Marlene
Será que tienes ojeras, ¿cómo te encuentras?
¿Cómo te encuentras en Berlín Este?
Alexander Platz auf wiedershen
y había nieve,
nos vemos esta noche fuera del teatro
"¿Te gusta Schubert?"

Me gusta Schubert.

Barritas de limón y cardamomo con Oreo, queso crema y chocolate blancoIngredientes
Para un molde de 19,5x19,5 cm2

Base
  • 310 gr. de galletas Oreo (o similar)
  • 35-50 gr. de mantequilla derretida
Relleno
  • 210 gr. de chocolate blanco.
  • 225 gr. de queso crema, estilo philadelphia (puede ser mascarpone o incluso ricotta).
  • 45 gr. de azúcar.
  • 40 ml. de zumo de limón.
  • 5 vainas de cardamomo.
  • (opcional) 5 ml. de vainilla (esta vez no le he echado).
  • Ralladura de 1+½ limones grandes. He sido muy generoso, le he echado la ralladura de unos 2, usad a gusto.
  • 1,5-2 hojas de gelatina (3-4 gr.)
  • 120 ml. de nata 35% M.G. + una cucharada para derretir la gelatina.
(1) Introducimos la gelatina en agua fría para que se hidrate, necesitará unos 5 minutos. Para facilitar el desmoldado, cúbrase la base de un molde (19x19) con papel de hornear. Triturad las galletas hasta que queden finas, a ser posible con una trituradora de cuchillas (más cómodo, yo uso la que viene con la batidora). Derretid la mantequilla unos segundos en el microondas, y añadidla poco a poco, la justa para que se adhiera sin problemas.
Cubrimos la base del molde, presionando ligeramente con una cuchara e introducimos el molde en el frigorífico. Opcionalmente podemos hornearla a unos 160º C durante unos 10 minutos, esta vez la he horneado con anterioridad.

(2) En un cazo a fuego muy bajo (al 2) derretimos el chocolate blanco troceado, removiendo de vez en cuando para que se disuelva por igual. Retiramos del fuego. Retiramos las semillas de la vaina del cardamomo y las pulverizamos en un mortero. En un cuenco o tartera batimos el queso crema con el azúcar, la ralladura de limón y el polvo de cardamomo hasta que quede suave y sin grumos. Añadimos el zumo, batimos y, por último, el chocolate derretido.

(3) Montamos la nata (bien fría) hasta que forme picos. Calentamos una cucharada de nata en el microondas y añadimos la gelatina hidratada y escurrida. Vertemos sobre la mezcla y, a continuación, la nata montada de forma envolvente. Mezclamos con cuidado hasta que quede homogénea. De inmediato vertemos sobre la base, dándole ligeros golpecitos para alisar la superficie.

(4) Introducimos en el frigorífico unas horas, mejor de un día para otro. Cubrimos con virutas o ralladuras de chocolate blanco y, opcionalmente, con limón caramelizado.

Limón caramelizado
Se hace, básicamente para decorar. Unas virutas de chocolate blanco, un jarabe, cacao (poco), son otras opciones. Sin cargar, eso sí.

Barritas de limón y cardamomo con Oreo, queso crema y chocolate blancoBarritas de limón y cardamomo con Oreo, queso crema y chocolate blanco
  • 100 gr. de azúcar (pude ser en polvo).
  • 40 gr. de agua.
  • Un chorrito de limón (opcional)
  • Medio limón pequeño, a ser posible con poca zona blanca.
(1) Cortamos el limón en rodajas finas, retirando las pepitas. En una sartén antiadherente ponemos al fuego el agua con el azúcar y un chorrito de limón (opcional). Cocemos a fuego bajo hasta que se disuelva y forme un jarabe, dejamos unos minutos e introducimos las rodajas de limón. Dejamos cocinar a fuego lento hasta que estén caramelizados.
El almíbar sobrante puede usarse para decorar la tarta, siempre que ho haya quedado demasiado ácido.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

GRACIAS.Y animo,no te dejes vencer eso si q es malo.Ya no se pq entro aqui si por las recetas o por tus reflexiones,bueno si lo se por las dos cosas,leerte me hace sentirme bien y a la vez sentirme acompañada,moitos bikiños

canela dijo...

Felicidades de nuevo, Harry, tras tus vacaciones has vuelto con el turbo a toda potencia. Que no falten los ánimos que tú vales muxo.

Besos.

canela

Berta dijo...

Bienvenido Pepinho. Veo que te ha dado tiempo a revolver la cabeza y creo que debes replantearte la idea de abandonar.
Si copian que copien. Ya sabes que una vez que el programa está On the Air, ya no hay marcha atrás y vulnerables somos nosotros y nuestros "confesionarios".
Me daría una tristeza egoísta que dejaras de escribir. Nunca había encontrado a nadie tan "parecido", con reflexiones de esas que te dices:" por qué no se me habría ocurrido a mí explicarlo así si es así como lo he vivido, vivo y siento?".

Espero que los alubiones de comentarios que este post generaráte te lleven a tomar la decisión "adecuada".

Un beso y no es auf wiedersehen, es Allo, allo (recuerdas la serie?)

Berta

bepoº dijo...

espero que esa reflexion del 17 de marzo, con las vacaciones, haya variado...
no soy quien para dar las razones.
pero ya que llego tarde a esto...me gustaria que continuaras.

ah¡ por cierto, una pinta genial el pastel.

Harry Haller dijo...

Hola y gracias,

No, no dejaré de escribir aquí y dónde sea. Es una necesidad que supera cualquier hecho, aunque tenga semanas muy ajetreadas y que no pueda escribir recetas o semanas en que se publiquen a borbotones.

En referencia a si me preocupa que “mi vida” se publique por ahí, sólo me interesa la pérdida de autenticidad que tendrían mis reflexiones y comentarios. Un valor que es auténtico y real, ¡es parte de mi vida! Lo que escribo no es un “gran hermano”, son las letras de una persona normal con sus problemas y pequeñas alegrías.

Hay otro tema que “subyace” en la copia de los textos que preceden a las recetas, una obsesión materialista que está en contraposición con lo escrito y el mensaje que quiero dar.

Gracias y besazos.

Anónimo dijo...

Pepinho, por favor, no te vayas, me daría mucha pena, de verdad, perderte. En los meses que hace que te sigo, has hecho mucho más placentera una afición que ya tenía, sí, pero más cotidiana, rutinaria y poco arriesgada, ya que por miedo a fracasar siempre hacía las mismas recetas, no creía que todo lo que he cocinado gracias a ti (CONTIGO) estuviera a mi alcance.
Como nunca me ha llamado la atención la informática ni Internet, y ni siquiera tengo ordenador en casa (está el de L, sin internet, porque no hay teléfono, pero yo, cero caso) hasta llegar aquí, desconocía totalmente qué era un blog, así que agradezco al azar este feliz descubrimiento. Y un día, curioseando por otros blogs, me quedé igual de piedra que tú al encontrarme una reflexión chistosa mía sobre una de tus recetas, no diré cual porque me da vergüenza tener esa presunción. Al contárselo a L, riendo me dijo que podría reclamar la propiedad intelectual mostrando las fechas de publicación ;·) Después me dio como una especie de respeto/miedo de escribir aquí, por lo desconocido, pero al final pesó más el deseo de querer darte las gracias por todo, por el 'empujón' en mi mundo cocinillas, por tus delicias... y por ser así! Te mando un beso (esto no es una frase hecha). ROSITA.

Su dijo...

Harry, te han sentado bien las vacaciones eh? Te encuentro muy bien asunto reflexiones y postre estupendisimo.

Ya espero lo siguiente.
Sin presión eh? si con ilusión.

Anónimo dijo...

Desde muy cerquita de Alex en Berlín, te mando mucho ánimo y no dejes de escribir porque mola mucho cómo lo haces.

Me encanta, entre otros, Schubert.

morgana dijo...

¡Hola! He llegado a tu blog gracias a cookemila y llevo un buen rato copiándome recetas cuan posesa. ¡¡¡ Gracias por compartir todas estas cosas con nostros !!! A los favoritos, de cabeza. ;-)

Anónimo dijo...

Hola!!!
Tengo un minuto para escribirte, estaba esperando a que volvieras de viaje para comentarte que tal el Pastel Suzy... pues impresionante, la combinación con las frambuesas imprescindible, menos mal que las eché pues dudé en si ponerlas porque en el primer supermercado al que fui no había... Finalmente las encontré y lo dicho un 10. 100% recomendable. Estaba delicioso, todos repetimos, hasta la pequeña Malena probó un poco, eso sí a ella las frambuesas no le gustaron, cogió una (que estaba de adorno), la probó y fue directamnete a dársela al gato :-) Tommy tamoco se la comió.

Espero que sigas obsequiándonos con postres como ese, hay mucha gente que te lee.

Un beso, Laura.

Anónimo dijo...

Hola de casualidad encontre tu blog y solo puedo decir que todos los postres (que me encantan) se ven deliciosos y solo estoy esperando que ya sea el fin de semana para probar alguno, espero que sigas publicando mas recetas porque todas se antojan, mucho gusto y saludos desde Mexico.

lefobserver dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Animo ... La Vida es Bella a pesar de todo ... espero estes bien, solo una pregunta, tu hablas de vainas de cardamomo, dificilmente aqui las encuentro, pero la consigo en polvo, cuanto polvo tendria que ponerle???????? salu2 y buen fin de semana, Patty ;)

bepoº dijo...

me entraron algunas dudas...
si metemos la crema al congelador, ¿no se queda demasiado duro? (salvo que lo saquemos antes)
da la impresion de que es una barrita "ligera de comer/morder" no dura, no?
el cardamomo yo lo tengo en "semillas" no son vainas...
(del tamaño de un hueso de aceituna) o al menos eso pone el el tarro de onena (comprado el el club del gourmet...) me lo podrias aclarar?
gracias x todo

Harry Haller dijo...

Gracias,
Disculpad, he tenido una semana muy dura que espero haya acabado… El cardamomo se presenta en unas semillas verdosas (eso que llamo vainas) que a su vez tienen unas semillas negras en el interior. Lo que debe emplearse son las semillas interiores. Nunca he usado en polvo pero supongo que con media cucharilla será más que suficiente.

Es de una textura suave, casi como una mousse.

Besazos y gracias de nuevo.

Publicar un comentario

Opina, pero con respeto para tod@s. Nadie es perfecto.