viernes, 28 de agosto de 2009

Brioche de chocolate (con trocitos de chocolate)

Brioche de chocolateMorte (o vita) a Venezia

Hasta que las paredes os separen….
Me imagino que más de una vez habréis leído en alguna receta de bollería dulce eso de “hasta que la masa se separe de las paredes”. ¿Pero cuánto es eso?, ¿diez segundos?, ¿minutos?, ¿horas? Pocos libros dan una respuesta precisa a esa cuestión.

Brioche de chocolateLa absorción del agua en las masas es relativamente rápida y al poco tiempo, un minuto como mucho, podremos tener una masa lisa y suave. A medida que la masa absorbe agua se vuelve más densa y dura, por lo que en algún caso (aquellos en los que nos hemos quedado un poco escasos de líquido) tampoco es demasiado recomendable pasarse de amasado, aún a costa de que la masa no crezca tan bien ni quede tan lisa.

Con los brioches y las masas que llevan bastante materia grasa no llega con que la masa absorba el agua, que se añade e integra antes que la mantequilla, es necesario que una vez la harina ha absorbido el agua integre la mantequilla de modo parecido. La composición de la mantequilla no favorece su absorción por la masa, por lo que el “hasta que… se separe de las paredes del cuenco” puede durar más de ¡quince minutos! Además, no debemos asustarnos si después de mucho tiempo de amasado queda algo pegajosa y difícil de trabajar, un reposo en el frigorífico enfriará la mantequilla y dará lugar a una fermentación lenta, volviendo la masa mucho más manejable y suave una vez ha sido retirada.
Esta receta tampoco es una excepción, y el amasado se realiza durante (casi) quince minutos. Sé que amasar durante tanto tiempo puede ser un poco pesado para hacerlo a mano, pese a todo siempre lo he hecho así, practicando el amasado con una cuchara de madera a modo de aspa. Los que tengan amasadora lo tendrán más fácil que yo, pero no tan divertido. “Queremos marcha, marcha,…”

No siempre es costumbre preparar un brioche con un poolish o masa madre. Añadiendo una pequeña porción de masa madre tendremos un brioche mucho más esponjoso, homogéneo y con mayor consistencia exterior. No siempre lo hago así, depende un poco de la prisa y las condiciones de “trabajo”, pero esta vez así lo he preparado, consiguiendo una superficie con más cuerpo y mayor esponjosidad interior.

Por otro lado, dado el amargor del cacao en polvo, le he añadido más azúcar que a un brioche tradicional (para el que bastaría con eliminar el cacao en polvo) para compensar el amargor del chocolate negro y… porque me gusta bien dulce, que no quede insípido ni que se parezca a un pan tradicional. Recordad, es un bollo dulce amasado con huevo y mantequilla.

Brioche de chocolate En cuanto a las formas, como siempre, lo dejo a vuestra elección. Desde las conocidas bolas asimétricas que reposan una sobre otra, pasando por una secuencia de bolas (mi preferido) o hasta a modo de trenza.
El tiempo y temperatura exacta de horneado dependerá del tamaño de la pieza.

(…)

Esto es de lo más ridículo que me han pedido en la vida. Me ha hecho levantar para que mate a una mosca que dice que hace ruido. Bueno, las moscas nunca vienen solas.

Brioche de chocolateDesesperanza
El que espera no desespera. La espera siempre tiene fin, o la esperanza de alcanzarlo. La desesperanza no espera, sin fin ni objetivo, nunca llega. Espero lo posible, desespera lo irrealizable.
La desesperanza es una mujer solitaria que vive sola eternamente. La esperanza puede estar acompañada de la paciencia o de la impaciencia, dos caminos que llevan al mismo destino.

Espero que se despegue la masa de las paredes del cuenco, paciente o impaciente. Espero que crezca la masa.

En el Lido los bañadores tapaban el cuerpo de hombres y mujeres. Ellos mostraban sus hombros y piernas sin pudor, la mente de Gustav se inquieta ante vistas tan turbadoras. Un cuerpo inocente que se oculta bajo de un bañador a rayas.
Las pamelas y sombrillas esconden sus rostros del sol. La pintura de un cuadro de fresas rojas y un pañuelo que discretamente limpiaba sus labios húmedos. Era la imagen de un cuadro de Sorolla, de tonos claros con viento, agua, mujeres y barcos en la arena.
Gustav siente sudores, necesita irse, no puede contener la pasión de la decadencia por la edad y la vergüenza.

Los blancos siguen dominando cada escena. Los trajes, pañuelo y pañoletas, camisas, sombreros de paja, manteles, sillas y tapizados.

Brioche de chocolateLa serenísima
Volvemos después de once años. Entonces llevábamos unos pocos meses juntos, entre muchos titubeos, dudas e indecisiones. Mi inexperiencia e ingenuidad en el arte del amor me hacían ser una marioneta fácilmente influenciable, incapaz de ofrecer resistencia a las estrategias de seducción, por muy lejana que estuviera de mis ideales platónicos de juventud.

Si tuviese que darme un calificativo sería el de “inocencia”. La inocencia del que cree en la sinceridad humana por encima de todo y es incapaz de vislumbrar el mínimo gesto premeditado en una simple sonrisa, un beso o una lágrima. Sucumbir ante el dolor ajeno es inevitable para los idealistas, y ese dolor desencadena una serie de concesiones de las que no siempre se está convencido, más bien, el convencimiento es escaso y la inercia el principal motor que mueve al amor. Después llega el amor, las luces que iluminan el camino de los grandes descubrimientos pero con las trabas de la cruda realidad y la humanización del mito platónico. En la lucha entre la verdad y el deseo gana la pasión por lo nuevo y el sentimiento irracional. Es sencillo dirigirse hacia la muerte segura a sabiendas.

Venecia fue ese lugar de encuentro que dio la primera puntada en el fino hilo de encaje y que, sin darte cuenta, ha acabado por tejer un entramado cosido con alfileres pero resistente en su totalidad. Después de dar las primeras puntadas es casi imposible romperlo con las débiles manos de un soñador. Ahora volvemos después de once años, siete de matrimonio y con la compañía de la puntada definitiva, o no.

Brioche de chocolateDurante varios años me he planteado qué hubiese sucedido si aquel joven inexperto e idealista hubiese conocido algo más que la bondad y confianza en el ser humano. Porque no sólo era un problema de inexperiencia y torpeza al moverse por esos nuevos terrenos, por encima de todo estaba la total creencia en la pureza y sinceridad de la condición humana. El paso de los años y un cambio en el ámbito de la vida ha puesto delante de mis ojos condiciones muy alejadas de los ideales de juventud. Es muy fácil mirar atrás ahora que todo ha pasado, plantearse qué debía haber hecho o planificar otro futuro. También es muy sencillo olvidarse de aquella primera aureola que rodeaba los primeros descubrimientos y ser mínimamente objetivo sin apoyarse en el presente.

Hoy me ha vuelto a responder a un correo con un IDEM, como hacía hace once años cuando no se atrevía a correr el miedo de mentir. Claro, se lo había puesto fácil, yo lo había hecho con iniciales. Me pregunto si se es más pudoroso con lo escrito que con las palabras, que dicen se las lleva el viento…

Mañana sábado nos vamos relativamente temprano, otra vez. Dicen que las vacaciones están para eso, para disfrutarlas. Dicen que así se puede disfrutar más. No sé, creo que esta vez desearía la tranquilidad de la compañía sin prisas ni maletas, de dos semanas (para mí una) que fuesen como un largo sábado.
Estúpido, no pensé en festival de cine. Sólo coincidimos dos días. En otros tiempos habría organizado el viaje para permanecer allí durante el tiempo que transcurre el festival, quizás esperando a algún famoso o curioseando entre la parafernalia que rodea este tipo de eventos.
Buena semana. Nos veremos pronto, quizás sí o quizás no.

Brioche de chocolateMasa madre
  • 50 gr. de leche.
  • 12 gr. de levadura fresca de panadería.
  • 80 gr. de harina de fuerza.
Brioche de cacao y chocolate
  • Masa madre anterior (~142 gr).
  • 120 gr. de huevos (2 grandes)
  • 65 gr. de azúcar.
  • 1 cucharilla de té de sal (5-6 gr.).
  • 10 ml. de anisete u otro aroma (opcional) [**]
  • 200 gr. de harina.
  • 15 gr. de cacao en polvo.
  • 1 cucharilla de té de canela en polvo (opcional)
  • 120 gr. de mantequilla troceada y a temperatura ambiente (he sustituido 20 gr. de mantequilla por manteca, una vez, y por margarina otra) [*]
  • c. s. de chocolate negro troceado, de no demasiado porcentaje de cacao, entre un 50-60% está bien.
Notas:
[*] Para darle un pequeño toque de sabor y una mayor cuerpo a la superficie he sustituido 20 gr. de mantequilla por manteca y, en otra ocasión, por margarina.
[**] La última vez que lo he hecho he añadido un poco de licor de anís, simulando aquello que por aquí llaman “pan de ovo”, una masa del estilo de roscón de Reyes pero preparada con la forma de un bollo. He aprovechado que los huevos pesaban 10 gr. menos que otras veces (110 gr.) para añadirle el licor sin modificar la cantidad de harina ni en un gramo.


(1) El brioche lo prepararemos la noche anterior para dejarlo fermentar y reposar lentamente en el frigorífico. Será más fácil formar el brioche y subirá mejor, quedando más esponjoso.
Empezamos preparando la masa madre, esponja, “levadura”, “lévedo” o poolish, como más nos guste llamarla. En un cuenco disolvemos la levadura en la leche. Añadimos la harina poco a poco y amasamos hasta tener una masa homogénea (sin grumos), lisa y suave. Dejamos fermentar en un lugar templado y sin corrientes hasta que duplique su tamaño. Lo habré dejado en torno a una hora dentro del horno apagado.

(2) Cuando la masa madre casi haya duplicado su tamaño, retiramos la mantequilla del frigorífico, la cortamos en cubos de tamaño medio y dejamos que se reblandezca a temperatura ambiente. Pasado el tiempo batimos los huevos en un cuenco con el azúcar y sal. Si usamos anisete u otro aroma lo incorporaremos también ahora.
Añadimos la harina, el cacao en polvo, la canela, si la usamos, y la masa madre. La harina la añadimos poco a poco. Amasamos con ayuda de una cucharada de madera e incorporamos la mantequilla. Con la cuchara de madera (si tenemos amasadora mejor todavía, pero podríamos necesitar menos harina) trabajamos la masa en movimientos circulares “hasta que se despegue de las paredes del cuenco”, esto es, por un período cercano a los quince minutos. La masa no tiene que despegarse totalmente, al separarla con una espátula debemos observar cómo se despega con facilidad y sin apenas dejar restos.
Cuando la masa se despegue (bastante) de las pareces, con ayuda de una espátula de plástico o silicona retiramos la masa del cuenco y la envolvemos en película de cocina (film). Envolvemos bien para que no se salga la masa al fermentar y la guardamos en el frigorífico durante toda la noche.

(3) Al día siguiente engrasamos un molde con margarina y espolvoreamos con azúcar polvo (glasé). Si usásemos harina los bordes del brioche tendrían un tono blanquecino, hecho que no es un efecto atractivo estéticamente. Tomamos porciones de masa para formar bolas, la estiramos ligeramente y la rellenamos con abundante chocolate negro troceado. Formamos bolas y las depositamos en el molde, teniendo en cuenta que la masa debe crecer bastante.

Brioche de chocolate antes de hornearBrioche de chocolate antes de hornear
Dejamos fermentar a unos 30º C hasta que doble su volumen. Como viene del frigorífico la he dejado reposar más de dos horas (unas dos horas y media) mientras he salido a correr.

(4) Precalentamos el horno a unos 190º C. Pintamos la superficie del brioche con leche o huevo batido y espolvoreamos con chocolate troceado o virutas de chocolate. Cocinamos en el horno precalentado hasta que esté hecho, unos 15 minutos para los brioches medianos (los he dejado 14 minutos en “mi” horno).
El tiempo de cocción depende del tamaño del brioche. Como son pequeñas bolas de masa se hornean con relativa rapidez. Si lo horneamos en exceso podría llegar secarse un poco, es mejor que esté en su punto, sin excederse del tiempo.
Retiramos del horno y dejamos templar. Sólo queda disfrutar. Se pueden rellenar con alguna crema de cacao o mermelada si lo preferimos.

Brioche de chocolate

31 comentarios:

Karolina dijo...

pepiño que buensiisismos!!

olga 73 dijo...

paso de chocolate mientras haga calor, aunque la pinta impresionante como siempre.
Nosotros Toscana en Octubre. Las "puntadas definitivas (o no)" se quedaran en casa.
Besos y buen viaje. OLGA.

Berta dijo...

El relato de Muerte en Venecia me han hecho temblar......después la descripción de la evolución de las especies me ha gustado más que la de Darwin,y, finalmente, he sentido envidia por poder largar de nuevo a ver mundos conocidos llevando de la mano a un ochomesino.

Bueno, yo lo digo con todas las letras. Es más empleo el sinónimo que me parece más sensitivo y menos posesivo. El contesta "yo también".

Estos días estoy muy vulnerable, hasta me han aconsejado un psicólogo. Sé que lo necesito...no..necesito poder decir todo lo que llevo dentro, tragado a sorbos durante años y que, por ser "buena", "educada, correcta, sociable, familiar, y no sé qué más" no lo saco. Así me va el cuore, mato, mato.

Te aviso y a ver si vais 3 y volvéis 4, jaja. (no me odies por esto...todo lo contrario...quiéreme más, jaja).

Buen viaje y hasta TU regreso y T cómprale una camiseta de gondolero y un gorrito y a M una máscara para los días difíciles.

Muacs enormes

Gloria dijo...

Querido pepinho, delicioso brioche, hace días que estoy por hacer uno pero no he tenido la tranquiidad? el tiempo? encuentro que los brioches como los panes ay que hacerlos más o menos tranquilos porque o sino puede ser malo.
Pero este me ha inspirado de nuevo.
Sigo buscando mis pistachos, a gerardo le han ofrecido un arbol de pistachos (no deja de ser una curiosidad tener tu propio arbol de pistachos)
pero creo que es mucho esperra.
Te mando besoos para tí Teo, es un precioso ese niño y te deseo que estés muy bien .

Berta eres mala,mala, el otro está apenas con uno, con dos se vuelve loco.
Eres muy mala. (bromas) espero que estés bien y tu cuore mejore, conozco ese "yo también" es muy cómodo, ja, besoooss gloria

Shinta dijo...

Buen viaje,
yo volvería con los ojos cerrados.

Harry Haller dijo...

A dormirr! Que mañana yo madrugo más.

Sólo un pequeño asunto: creo que no tengo fuerzas ni para medio más ;-), por lo demás SALUD y que tengáis toda la suerte del mundo hasta que vuelva (si vuelvo) .dentro de casi una semana.

Hay días como hoy que da ganas de coger una tijera y cortar de cuajo esa telaraña de encaje.

SED FELICES, por lo menos un segundo.

BESOS
Pepinho

Quo dijo...

La tijera, el soplete, pisar el encaje... jaja hay días que te dan ganas de todo, pero es eso, días... Otros con una sonrisita o una mirada cómplice vale para tirar una semana.
El brioche soberbio, como siempre pasa con tus recetas
Buen viaje
Besos
Quo

IDania dijo...

Pepinho,
Qué maravilla!!!!
Si me lo permites, me apunto la receta para hacerla más adelante!!!
Qué pinta que tienen!!!
Un beso,
IDania

dolores dijo...

Pepinho!!!
Cómo me imagino estareis ya de vacaciones....que disfruteis mucho!! y que consigas relajarte.

Sobre la receta : me encanta el brioche, lo hago casi de memoria por que me gusta muchiiiisimo, y si pasas por el blog verás la cantidad de recetas de brioche que tengo. Pero núnca he hecho brioche de chocolate, más que nada por que me gusta para desayunar bien untado de mantequilla y mermelada!!! Me anoto tu receta para probarla prontito, okis???

Hasta la vuelta !!!!

Besos

dolores

amor que soy dijo...

esto es mucho más que un blog de cocina, me han encantado los intercalados literarios

(ando yo redescubriendo la titán de gustav estos días)

Anónimo dijo...

Hola!!!

Soy la anónima que te aconsejaba no aplicar el método Estivill.

Me alegro de que os haya ido bien. Lo que importa es que los niños sean felices y el vuestro, está claro que lo es.

Mi nombre es Luisi y leo tu blog entre otros. Me gusta mucho por las fotografías de tus viajes, tus reflexiones y cómo no, tus deliciosos dulces. Mi pareja y yo somos muy golosos y descubrir tu blog fue genial. No sé si todos los que comentan son amigos tuyos. Yo, de momento, no tengo blog y tampoco soy tu amiga. Así que, no sé.

Bueno, pues te recomendaré una película. Se llama "Déjame entrar"("Lat den ratte komma in")Es sueca. Quizás la hayas visto. Si te gusta el cine Europeo puede ser de tu agrado.

Gracias por tu atención.

Jimena dijo...

Me encanta "Muerte en Venecia"... aunque la adaptación al cine no tiene nada que hacer con la intensidad que desprende el libro.

Por cierto, te recomiendo "Kafka en la orilla" de Haruki Murakami. Lo devoré como una muerta de hambre.

Y la película que te recomendó Luisi, "Let the right one in", también... No sé qué tiene, pero es muy atractiva... y hace que la temática de los vampiros (que, por mi lado, nunca me atrajo) parezca TAN natural...

Bon Voyage!!

Mayte dijo...

Yo encontré hace tiempo mi masa de brioche la "consentida" pero como no la he probado a hacerlo de chocolate completamente...probaré a ver que tal :P

Disfruta esas vacaciones y de cada puntada...

Bikiño!

Nemesiss dijo...

He hecho tus chipirones en su tinta, con el suculento arroz que pones en otra entrada (le he añadido mantequilla como dices... si no lo olvido, lo haré siempre así!!! Gracias por las enseñanzas!!!)

Este brioche lo he mirado guiñando el ojo, y de medio lado... Me he propuesto volver a tener cintura.

Respecto a lo que no es cocina... Es probable que cuando regreses, si te relees, ni recuerdes porque le diste tanto valor. A mí me pasa.

En mi corta vida... más o menos de corta como la tuya, creo, he descubierto cuánto fluctuan algunos sentimientos, los tuyos, los del otro...unos los expresamos, otros no, por eso a veces nunca llegamos a imaginar lo que piensa el inspirador... o sí... a veces es peor.

A veces destrozarías ese encaje, a veces te envolverías en él...

Anónimo dijo...

Harry: Me has cambiado la vida. Cada día que pasa me "engancho" más ( como decimos aquí en Uruguay)contigo y tus recetas.
Muchas gracia`s por ser como eres
Juana

pityenlacocina dijo...

que buena la historia y que buena la receta,

saludos desde londres,

pity

bloger@ anónim@ dijo...

Me encanta. Este tengo que hacerlo yo.
Enhorabuena por tu blog.

susita dijo...

Pepinho, cada día me dejas más perpleja.....me gusta todo lo que haces....eres un hacha....un blog fantástico...absolutamente "delicioso"...enhorabuena.

Jimena dijo...

Pepiño!
Necesito tu ayuda, siempre que puedas.

El caso es que estoy haciendo alfajores (estilo argentino/uruguayos, no los originales andaluces) y quiero lograr una buena cobertura. Ya hice una primera remesa y me salieron bastante bien en cuanto textura, pero la cobertura (que hice derritiendo chocolate Lindt 70% cacao con un poquito de mantequilla) me salió un poco espesa, y quería que fuese un poco más líquida sin alterar demasiado el sabor, ni color... Me da un poco de miedo echarle agua porque una vez hace tiempo lo hice y no se mezcla muy bien que digamos (o quizás lo hago mal).

El caso es que ayer por la noche intenté "un invento" con cacao puro 50gr, agua 300gr, azúcar 40gr y mantequilla 80gr, pero me pasé bastante de agua me parece. Al final me pasé como media hora (o más) con el potingue a fuego lentísimo para que espesase más, porque estaba claro que no iba a quedar duro ni de broma después.

Dejé los alfajores ya bañados en chocolate en la mesa toooda la noche (igual hacía bastante temperatura interior, 24ºC) y la cobertura quedó bastante blandengue, incluso se despegó un poco de la parte inferior en algunos :( Los guardé en aluminio a cada uno y los metí en la nevera para que endurezcan más. El sabor no está del todo mal aunque tiene ese toque "aguado" que no mola mucho.

Ya estuve revisando tu recetario pero no estoy segura que las coberturas, aunque ricas, sean del todo apropiadas para el alfajor (ya que se tiene que poder coger con las manos y sí, algo mancha, pero tampoco se te hunden/resbalan los dedos).

Mi idea de la cobertura es que: sea un poco fina (no quede "mazacote") y quede dura estilo "plastificado" o similar (aún con el riesgo de que se resquebraje un poco).
Todos los demás aspectos me salieron muy bien, pero necesito una buena receta de cobertura adaptada a estos requerimientos.
Por ello recurro a tu infinita sapiencia culinaria para que ilumines mi camino hacia la más alta de las cumbres de mi delectación... EL ALFAJOR... :D

Saludos y gracias por tu valioso tiempo...

Berta dijo...

Pepe, hai tornato? Credo di si, soltanto aspetto qualqune imágine del tuo viaggio.

Il ritorno del Peppinotto, sará, sará

Muacs dolci

Juanna dijo...

Queremos que regreses......:(

Anónimo dijo...

Teo!! dile a tu papá que lo extrañamos, donde andará??.
Saludos
Luis

pepinho.com dijo...

Hooooola!

Quisiera poder decir que estoy con George Clooney, pero nos hemos tenido que conformar con el elenco de Baaría... cuestión de fechas.

Lo siento de corazón, es una M. Llevo unos días de absoluto estrés y ocupación, levantándome a las 6 de la madrugada para acostarme agotado muy tarde. Quizás el fin de semana sea mejor. María está de vacaciones, yo no, y es peor así. Cuando vuelvo de hacer “mi trabajo” tengo que presentarme con toda la frescura de quién duerme ocho horas. Además, a Teo le ha salido el primer diente y estas noches no las está pasando como antes del viaje. Hoy he dormido cuatro horas mal dormidas desde las cinco en el salón...

Esto no se acaba, sólo ha sido consecuencia de una agenda muy apretada y una planificación demasiado desorganizada de la vida.

Ya hablaremos en un par de días, o menos, espero. Tengo muchas ideas y poco tiempo, por algo se empieza.

Un beso muy grande de alguien que os echa mucho de menos.
Pepinho.

Berta dijo...

Pepe, sei bienvenuto!!!!

Tómatelo con calma. Te lo digo por experiencia propia. Este año ha sido tan stresante que así me ha ido que no he pdido disfrutar de vacaciones.

Sabes que somos incondicionales y te esperamos como los fans de la Pantoja.

Muacs enormes y paciencia con Teo's tooth.

Jimena dijo...

Te envío un container de Ki para afrontar el resto de la semana!!

Y un video:
http://www.youtube.com/watch?v=Tj_Nlm0871E

Todos estamos contigo, "amigo"... fuerza para el camino!

olga 73 dijo...

SÍ, SÍ, SÍ, PEPINHO YA ESTÁ AQUÍ!!!!!
Se te echaba de menos, eh? Besos y descansa lo que los dientes te dejen. OLGA.

Juanna dijo...

XILOCAÍNA URGENTE PARA TEO!!!!

Berta dijo...

Pepe, ¿a qué no sabes cómo se llama la tarta de mi cumple? ...............................................................................................................................................................................................................

Es la tarta VENECIA de Torreblanca.

Muacs dulces

pepinho.com dijo...

FELICIDADES!!!!
¡Qué tengas un feliz día! (y más)

Eso es una buena forma de celebrarlo.

Gloria dijo...

feliz cumpleaños Berta! besoos y pásalo muy bien! gloria

Peinados de fiesta dijo...

Que rico brioche! Cuando tenga tiempo voy a intentar esta receta, espero que me salga tan linda como las fotos en tu blog!

Publicar un comentario en la entrada

Opina, pero con respeto para tod@s. Nadie es perfecto.