martes, 20 de abril de 2010

Cake de chocolate y naranja confitada

Cake de chocolate y naranja confitadaDe cake a cake…

y tiro porque me toca
Éste es, creo recordar, el tercer cake de chocolate que publico. Todos diferentes y apetitosos, para mi gusto, por supuesto. Había empezado a ser una costumbre hacerlos cuando estaba en A Illa. Por las circunstancias que acompañaban la visita (estancias breves, ausencia de ingredientes para hacer postres complejos o tiempo dedicado a otras labores) las condiciones de la cocina y el entorno se veían adecuadas para este tipo de postres. Ahora me toca hacerlos en Santiago. Sin tiempo para casi nada, hacer un postre apetecible que pueda durar varios días es el único modo de ejercer una de mis aficiones… Iba a escribir “pasiones”, pero debo admitir que no lo es tanto, la cocina me gusta y (casi) me apasiona, pero si reflexiono un poco creo que hay alguna otra actividad sin la que mi existencia tendría un vacío difícil de llenar, sin la cocina podría sobrevivir. También creo que habría otro tipo de actividades a las que nunca he podido dedicarme de lleno, que estoy seguro me absorberían por completo, quizás la música o la pintura, el diseño o las caminatas por el monte, ¡vaya usted a saber! No sé. También pensaba que no podría vivir sin Cine y estoy sobreviviendo… por el momento. Cuando no me quede nada estaré muerto o seré un muerto viviente. De momento puedo disfrutar practicando con la cocina, que tampoco está mal, ¿o no?

Cake de chocolate y naranja confitadaEste cake lo hice hace ya algún tiempo, por lo que mis recuerdos son difusos, pero sí recuerdo su sabor exquisito y diferente a los otros que ya he publicado. Más suelto, quizás, igualmente húmedo y poco denso. Rico.
A diferencia de otros cakes en los que uso mantequilla, en éste he usado un aceite de cacahuete que encontré un día en el supermercado con nombre parecido al de una conocida marca suiza de chocolates. El uso de un aceite ligero, que podría ser sustituido por un aceite de girasol o maíz, le confiere esa suavidad de la que hablaba con anterioridad.

Cake de chocolate y naranja confitadaEl aporte de la naranja confitada le da el último toque personal, pero también podría haberse prescindido de ella. De lo que no podría haberse prescindido es del jarabe, por supuesto. La concentración de azúcar del mismo no la recuerdo con exactitud, pero una buena elección es entre un tercio y un medio con respecto a la cantidad de agua.

Dados los antecedentes no me extenderé demasiado en la introducción, tengo pendiente otro cake que estoy seguro gustará tanto como éste.

Cake de chocolate y naranja confitadaFragmentos
El orden que acompaña los comentarios en estas tres recetas es puramente arbitrario, en ningún caso siguen una secuencia temporal ni un orden premeditado. El caos que ahora rodea mi vida se ha adueñado también del blog y de lo que ahora publico. Sin orden nocturno ni diurno, sólo una secuencia de intervalos de estamos de ánimo fluctuantes que podrían surgir cuando menos te lo esperas.

Hoy ha salido la luz, he dormido más de seis horas, o casi, y me encuentro algo mejor. La reacción de las famosas vacunas de los quince meses ha hecho su efecto entre diez y doce días después. Las noches han sido eternas y al tercer día pensé que me moría de cansancio. El dolor y la confusión recorrían toda mi cabeza. Hoy ya veo las cosas de otro modo, por lo menos durante estos momentos.

Cake de chocolate y naranja confitadaNaranja confitada
  • 1 (o más) naranja de piel gruesa.
  • 400 ml. de agua (mejor mineral).
  • 200 gr. de azúcar.
  • 25 gr. de zumo de limón (zumo de un limón pequeño).
  • 1 vaina de vainilla (opcional)
  • c. s. de agua para hervir previamente la piel de naranja.
(1) Cortamos la piel de la naranja en tiras gruesas (de medio centímetro de grosor). Antes de proceder a confitar la naranja necesitamos eliminar parte de la acidez. Para ello, hervimos agua e introducimos la piel de naranja durante unos dos o tres minutos. Retiramos el cazo del calor y las escurrimos, pasándolas por agua fría. Este proceso debemos repetirlo varias veces, 3 ó 4 veces.

(2) Para preparar el jarabe hervimos el agua (400 ml o menos) con el azúcar (el doble de agua que de azúcar), el zumo de limón y la vainilla cortada longitudinalmente (si la usamos, mejor es usarla). Añadimos las tiras de piel naranja y calentamos a fuego lento durante una hora y media a dos horas (ojo, debemos controlar la cocción para que no se evapore demasiada agua y se queme el jarabe). Retiramos del fuego y las dejamos macerar en reposo unas 12 horas o más (de un día para otro). Escurrimos la piel y la trocemos en fragmentos de medio centímetro, aproximadamente.

Cake de chocolate
  • 185 gr. de harina normal
  • 70 gr. de cacao puro en polvo.
  • 7 gr. levadura química (Royal, impulsor…)
  • Una o dos pizcas de sal.
  • 2 huevos grandes (115 gr.)
  • 330 gr. de azúcar.
  • 130 gr. de aceite de cacahuete (maíz o girasol si no se tiene)
  • 115 gr. de nata 35% M.G.
  • 160 gr. de leche entera.
  • 60 gr. de concentrado de zumo de naranja (si no se tiene sustitúyase por LECHE y ralladura de naranja)
  • 1 naranja confitada
Jarabe para mojar el cake
  • 180 ml. de agua.
  • 65 gr. de azúcar.
  • Dos chorritos generosos de ron (o licor kirsch), 30-45 ml.
(1) Mezclamos la harina con el cacao, la levadura química y la sal. Precalentamos el horno a 200º C. Con un batidor eléctrico de varillas, emulsionamos los huevos con el azúcar y el aceite. Añadimos poco a poco la mezcla de harina, la nata y la leche. Mejor intercalando los líquidos con la harina para que no se corte ni se apelmace. Añadimos la naranja confitada. Mezclamos bien y cuidadosamente para que no tenga grumos.

(2) Engrasamos y espolvoreamos ligeramente con harina el molde (también pude hacerse con azúcar glasé, pero corremos el riesgo de que se quede pegado) y rellenamos hasta unos ¾ de altura del molde para que no rebose al hornear. Introducimos en el horno precalentado y horneamos durante unos 10 minutos a 200º C, pasado el tiempo bajamos la temperatura hasta unos 150-160 ºC (dependiendo del tamaño) y horneamos hasta que al introducir con un palillo o cuchillo en el centro salga limpio (¿45 minutos? ¿una hora?).
Retiramos de inmediato e introducimos el recipiente en un baño de agua fría para que no siga cociéndose. Dejamos enfriar y desmoldamos (no debe estar demasiado caliente al desmoldarlo para que no se rompa).
Pasamos a la preparación del jarabe que es imprescindible para obtener un óptimo resultado. El jarabe podemos ir preparándolo al final de la fase de cocción.

(3) Jarabe, como he dicho, imprescindible. Ponemos al fuego el agua con el azúcar hasta que hierva, retirándolo cuando se haya deshecho el azúcar. Ya fuera del fuego, añadimos el licor. Con el cake todavía templado (o casi frío), lo depositamos sobre película de cocina o una rejilla estrecha y, con ayuda de un pincel, empapamos el pastel con el jarabe, primero por la parte superior y girándolo por todos lados (incluso la base) para empaparlo de modo uniforme, cuidando que no se rompa. Podemos hacer unas pequeñas incisiones con un palillo o brocheta para facilitar la introducción del sirope. Debe estar bien mojado por todos lados hasta acabar el jarabe.

Envolvemos en película transparente de cocina e introducimos en el frigorífico hasta el momento de consumir, por lo menos toda una noche. Su punto ideal lo alcanzará pasadas unas 36-48 horas de reposo en el frigorífico. Envuelto en película de cocina en el frigorífico se conserva varios días en perfecto estado, mojado y sin resecarse. Yo recomendaría hacerlo dos días antes del momento de degustar, estará en su estado óptimo. Por ejemplo, un viernes por la noche para tomar un domingo al mediodía.

Poco a poco los cakes se están convirtiendo en mis postres preferidos, o casi.

Cake de chocolate y naranja confitada

14 comentarios:

Berta dijo...

Por este cake te voy a mandar un muac lleno de nuevas que te gustarán: reabren los cines cerrados hace algo más de dos años.

olga 73 dijo...

No me gustan los cakes. He dicho. Besos.... mil!

Harry Haller dijo...

Gracias por poner aquí el comentario... eso condicionaría a los futuros lectores. Así pasará más desapercibido. Pese a todo, te recomendaría que un día probases uno de verdad, por ejemplo, comprando en la mejor pastelería que conozcas.

Dos mil+.

olga 73 dijo...

perdona Pepe, es que me ha dado así como un arrebato y he "escribido" en voz alta. Sorry....

Harry Haller dijo...

¿Por qué?, ¿porque no te gustan los cakes? Pues a Berta no le gusta el "plátano", a María el tomate y a mí... me encantan las gominolas, las nubes y los huevos sorpresa por el regalo, sobre todo los de Bob Esponja.

Besos 3000.

Harry Haller dijo...

Ya tengo 3 figuras de Bob... intentaré conseguir toda la colección. El problema es que no los tienen en Candy, mi tienda preferida de chuches....

Berta dijo...

Searching........

Berta dijo...

Searching........

Rosita dijo...

A mí sí, me encantan los cakes! Y los de choco, tan jugosos. Hace poco hice uno de claras que fue un sorpresón lo buenísimo que estaba.
Pero me he fijado en los 330 g. de azúcar y..., lo demasiado dulce nos echa para atrás, y no por ninguna dieta, eh? Ah! Y ya encontré el concentrado, lo tengo en la despensa sin estrenar. ¿Cómo calculas qué cantidad echar en una receta? Por ejemplo, si te dicen que para unas shortbread a la naranja le tienes que poner un par de cucharadas de zumo normal, ¿crees que sería mucho ponerle lo mismo de 'menos es más'?

L también es fan acérrimo de Bob, y de Calamargo y toda la colla. Y han sido las estrellas de las monas, aquí.

guspires que viatgen amb el vent (Gemma) dijo...

Y este no tiene perdón de Diós! Me llevo un trozo ya!
Un abrazo

La Morena en la cocina ¡¡¡Que follón¡¡¡ dijo...

Me encantó la tarta de queso y Bailey's y este cake creo que va por el mismo camino esto es una perdición......Saludos

fresaypimienta dijo...

Tremendo cake!!!! que aspecto tan apetecible, tan tierno, tan delicioso!!! tomo nota.

Felisa dijo...

Hola Harry, sigo tu blog casi a diario, eres como una enciclopedia de repostería. Cuando quiero probar algún postre, primero miro si tu has puesto alguna receta, y entonces sigo tus indicaciones al pie de la letra. Tus cakes están buenísimos.
Verás, he hecho este fin de semana las naranjas confitadas, (tengo pasión por esta fruta), y el resultado es que se me han quedado muy pegajosas y muy difíciles de manejar ¿puede ser que las cociera demasiado? ¿el almibar debe quedar más lijero?
¿podrías darme alguna pista de que hize mal, por favor ?

Gracias y besitos para Teo.

El Moderador dijo...

Hola te presento mi blog de Comidas y Recetas espero que sea de tu agrado y si quieres podemos intercambiar enlaces.

Saludos!