domingo, 1 de julio de 2007

Mousse de chocolate a la naranja con trufa de caramelo

Aguas turbulentas

Empiezo mis vacaciones, pero en la cocina y en el hogar no existen. El mes de julio, no lo diré muy alto para que no me escuche M, no me gusta lo más mínimo, un ajetreo tremendo. Primero, bolsas y más bolsas, de aquí para allí, Ferrolterra y Boiro; después, el viaje, que se disfruta más a la vuelta, con los recuerdos. Suelen ser agotadores. No me gusta julio, menos si es lluvioso…


Las visitas a las respectivas familias acostumbran a ser poco liberadoras, unas más que otras. Más programación, horarios, si no comes (casi) se te echan encima, si llegas tarde, también. Siempre dando explicaciones por y para todo, el adulto deja de existir para pasar a ser el/la hij@. Ahora sólo quiero estar solo, durante unos cuantos días, 365, por poner un ejemplo. Que descanse un poco la cabeza, sigo cansado de “vivir para”. ¡Quiero esa isla desierta!, a ella no me llevaría nada, casi nada: unas zapatillas de deporte, un libro (a escoger), un poco de papel y unos lápices de colores.

¿Qué hora es?

Desde luego no es hora de estar escribiendo nada. M ya está en cama, yo aquí, en “A illa”, sin Internet (de momento) para publicar nada y escribiendo aquello que se me pasa por la cabeza, porque necesito estos momentos. Todos los necesitamos.

Es sábado, perdón, ya es domingo, y el día no ha sido gran cosa, templadillo. Lo mejor, haber decidido ir al cine, aunque creo que me lo ha propuesto como compensación de la agotadora tarde de más compras y más ropa. Un armario lleno de “nada que ponerse”. Yo necesito muy pocas piezas de ropa durante el verano: unas bermudas, unas camisetas y unos bañadores.

Me está empezando a entrar el sueño, tal vez sea mejor que lo deje para otro momento. No hay prisas, mañana será otro día de bolsas, viajes y ajetreo. Me llevaré mi diario de viaje, o un simple trozo de papel a modo de recordatorio. Me ayudará a plasmarlo en el blog cuando de vuelta y me pregunte qué es lo que realmente ha/había pasado. El tiempo es el mayor enemigo de los recuerdos, peor que olvidarlos es distorsionarlos. El olvido no es imperdonable, sólo hay que rescatarlo.

El tiempo lo distorsiona todo, incluso los sentimientos. Soy muy olvidadizo, ni yo mismo me reconocería a no ser que los hechos fuesen escritos en un diario…

Postre

Como los postres son mi perdición, o mi salvación, durante los días que no estemos de viaje y siempre que pueda, iré preparando alguno para poder tomar algo. Es mi comida estival. Éste fue realizado ayer viernes (tal vez anteayer) para tener y traer algún postre. También he hecho unas galletas de chocolate y almendras pero en estos momentos no sabría decir con qué receta ni cómo, será mejor que lo escriba antes de que se me olvide del todo.

Sigue siendo chocolate. No sé que me pasa, estaré perdiendo (todavía más) la memoria. Tengo ideas y recetas de postres pero cuando me presento en la cocina no recuerdo qué es lo que quería hacer y acabo haciendo lo primero que se me ocurre o tenga delante. El chocolate está a la izquierda y, al lado, las gelatinas.

Para aquellos que piensen que lo más parecido a una mousse es un Dalky de chocolate, decirles: “nada de nada”. Uno es un producto elaborado de forma artesanal con los aromas (a gusto) intactos y otro es un producto industrial de bella presencia, eso sí. Las mousses caseras no tienen nada que ver con las insípidas que venden en muchos establecimientos.
Los modos y maneras de elaborarlas son muy grandes, suelen llevar gelatina, aunque no siempre; suelen llevar nata, aunque no siempre; suelen llevar claras, aunque no siempre, como en este caso; suelen llevar azúcar, aunque no siempre; suelen llevafr un licor, aunque no siempre; suelen estar muy buenas, aunque casi siempre.

Base (Trufa de caramelo)
Para unas 5 minitartas o una tarta grande, aprox. Comprobad las cantidades obtenidas.
  • 40 gr. de azúcar glasé
  • 20 ml de agua
  • 160 ml de nata liquida
  • 250 gr. de cobertura de chocolate con leche, si no se dispone, empléese un buen chocolate negro (>70% de cacao)
(1) Preparemos los recipientes que contendrán la mousse, uno grande o unos 4 ó 5 pequeños de unos 8 cm de diámetro cada uno. He empleado un… ¡emplatador grande!, lo ideal sería poder disponer de aros para mousses o moldes desmoldables.
Controlad las cantidades necesarias para cada caso.

(2) Trocead el chocolate y ponedlo en un bol. Reservad. Pesamos la nata y la reservamos.

(3) Preparación de un caramelo. En un cazo mezclamos el azúcar y el agua, llevamos a fuego medio. Con ayuda de de pincel limpiaremos los cristales de azúcar que podrían formarse en el borde, así evitaremos que caigan sobre el caramelo.
Dejamos que el azúcar se disuelva. Cuando se haya disuelto subimos el fuego y dejamos que se haga el caramelo hasta que adquiera un tono ligeramente dorado.

(4) Retiramos del fuego y echamos la nata poco a poco, removiendo a medida que la vamos incorporando, hasta que todo el caramelo se haya disuelto. Echamos sobre el chocolate y, con ayuda de una espátula, removemos hasta que se haya disuelto el chocolate.

(5) Vertemos sobre los moldes, alisamos con unos golpecitos y dejamos enfriar en el frigorífico.
Para que no me sobrase crema trufa, he hecho la base “un poco gruesa” de más.

Relleno (Mouse de chocolate a la naranja)
  • 140 gr. de chocolate negro (>70% de cacao)
  • 2 cucharillas de gelatina en polvo
  • 1 cucharada de agua.
  • 3 cucharadas de licor Grand Marnier o Curaçao. Si no nos gusta el sabor del licor podría sustituirse en parte por agua.
  • 2 yemas de huevo
  • 2 huevos enteros, las yemas y los huevos a temperatura ambiente
  • 2 cucharadas soperas de azúcar
  • Ralladura de 1 naranja.
  • 300 ml de nata para montar
(1) Preparamos los ingredientes. La nata y el recipiente para ella deben estar bien fríos para que se monten con más facilidad. Montamos la nata, añadiendo una cucharada de azúcar al final y la reservamos en la nevera.

(2) Batimos enérgicamente los huevos, las yemas, la ralladura de naranja y una cucharada de azúcar en una tartera o bol. Debe quedar blanquecino y bien aireado. Incluso podríamos levantar una o dos claras si nos gustan las mousses muy ligeras.

(3) Derretimos el chocolate en el microondas o al baño María. Más cómodo es realizarlo en el microondas, pero corremos el peligro de que se nos queme el chocolate. Dejamos unos segundos en el microondas, removemos y volvemos a introducir, repitiendo el proceso hasta que se disuelva con facilidad y removiendo con ayuda de una espátula.

(4) En una taza seca echamos la gelatina en polvo y una cucharada de agua fría. Removemos un poco. Calentamos el licor en el microondas y, muy caliente, echamos sobre la gelatina hasta que se disuelva. Removemos hasta que no queden grumos. Si no se disuelve del todo podemos introducir la mezcla un poco más en el microondas.
Se deben seguir siempre las instrucciones del fabricante de la gelatina. Si echamos directamente la gelatina sobre el licor/agua caliente se formarían grumos.

(5) Vertemos el chocolate sobre los huevos batidos y mezclamos bien. Inmediatamente, sin que llegue a solidificarse la gelatina, la echamos sobre la mezcla. Removemos para que se disuelva de forma homogénea en la mezcla.

(6) Añadimos la nata montada que habíamos reservado, de forma envolvente y evitando que se baje. Echamos sobre la base de trufa, alisamos con unos golpecitos y llevamos al frigorífico durante una hora antes de decorar.

Decoración
Podría decorarse como más guste. Ideas: ganache, cacao en polvo, caramelo, frutos secos caramelizados, formas de chocolate…

Ganache
  • 100 ml de nata líquida
  • 60 gr. de chocolate negro
(1) Troceamos el chocolate y reservamos en un bol. Hervimos la nata en el microondas o en un cazo al fuego.

(2) Echamos la crema sobre el chocolate, removiendo hasta que se haya disuelto totalmente y forme una pasta homogénea. Echamos sobre la/las tartas formando hilos u otro tipo de decoración: rallados, espirales,…
Devolvemos al frigorífico unas horas para que enfríe y coja sabor.

Formas de caramelo
  • 200 gr. de azúcar
  • (Opcional) un poco de agua, unos 10 ml.
(1) Extendemos papel de hornear sobre la mesa de trabajo o bandeja.

(2) Hacemos un caramelo fuerte, derritiéndolo en un cazo a fuego medio y ayudándonos de un pincel para retirar los cristales del borde, hasta que tenga un tono castaño oscuro. Giramos el cazo de vez en cuando para que se haga homogéneamente.

(3) Con una cuchara o cucharilla formamos figuras sobre el papel y dejamos enfriar. También podemos hacer un cucurucho con papel de hornear para hacer las formas.

El caramelo tiende a absorber la humedad ambiental, por ello, no es buena opción prepararlo con mucha antelación ni cubrir la tarta para que no se concentre la humedad. Se reblandecería.

Curiosamente, y cómo ya he dicho, no soy un fan de las mousses compradas, me resultan ligeramente insípidas. Sin embargo, las caseras sí me gustan, se puede jugar con aromas y calidades. Mousse de limón, chocolate, licores, café, moka,…

Que os guste.

5 comentarios:

chocolat dijo...

Antes de nada..dimedonde estaesaisladesierta'''..para qe yo tambenpuedair..y desconectar de todo....esosi..tambien con un libro,lapiz y papel..
..ytambien me apunto a quelas vacaciones sean eso..vacaciones..jejejej

del postre..quetepuedo dacir..quese ve riquisimo..que comoadictasinremedio al chocolate..lo probare..:-)..
ahh..aprovecho para decirtequesoy administradorade unforo de cocina..,la semana pasadaprepare dos cosas tuyas yopusen el foro..citando de donde procedian la recetas..te dejo los enlaces..

http://nuestrasrecetas.niceboard.com/Cocina-c1/Pan-y-Bolleria-f32/muffins-de-vainilla-con-trozitos-de-chocolate-t1176.htm

http://nuestrasrecetas.niceboard.com/Cocina-c1/Postres-f9/Tarta-de-quesoy-galletas-oereo-t1175.htm


..espero que no te importe,un beso!!

vaderkap dijo...

Hola!
Se ve buenísima la tarta! Tienes tantas que me cuesta decidir cual hacer primero.

El conejo me ha salido buenísimo, gracias por la receta porque no era una de mis carnes favoritas para cocinar.

Felices vacacione tú que puedes!

Harry Haller dijo...

Rápidamente (perdón por la celeridad, el tiempo apremia),

chocolat, no sólo no me importa, me encanta y me anima. Yo tengo recetas de otros y en más de un caso se me ha pasado ponerlo.

Gracias.

vaderkap,
Muchas gracias. A nosotros nos gusta muchísimo el conejo y, así, nos encanta.
Si te gustan los platos salados he puesto alguna receta que ha pasado desapercibida y que me perece muy interesante. Ejemplos (así de memoria): Guiso de pescado con picada, las pizzas, Mejillones en salsa, chipirones en su tinta, Mejillones con bechamel, Pimientos del piquillo rellenos (sobre todo la salsa), La salsa de mostaza para el pollo, etc.

Como tartas, también de memoria: La ensaimada (aunque no rea realmente una tarta), Tarta de queso fría; Pastel de chocolate (y almendras), es casi un brownie; Tarta de Santiago; Tarta de crema brûlée de café y chocolate; … y, sobre todo, muchas que todavía no he puesto (Sant Honoré, Tarta de chocolate, Selva negra …)

A mí me encantan los croissants (receta de napolitanas), los donuts, las tortitas, los bollos y, en general, todo lo que sea bollería casera...

Saludos y Gracias

Volveré, espero

Harry Haller dijo...

Los preferidos de M son: la ensaimada, el brownie y el tiramisú (que no he puesto), aunque se gusta casi todo.

ratismajo dijo...

hola, oye intente hacer este mousse... y no me salio... la base me quedo como si fuera leche condensada de chocolate porr que seria?

Publicar un comentario en la entrada

Opina, pero con respeto para tod@s. Nadie es perfecto.