domingo, 4 de mayo de 2008

Tarta de arroz y almendra

Tarta de arroz y almendraOffline: día 1

Dicen que es de arroz
Hay un famoso postre bilbaíno llamado “Pastel de arroz”… ¡que no lleva arroz!, por lo menos las versiones que yo he probado y comprobado. Tiene gracia, supongo que lo llevaría en origen y que se habrá perdido en el tiempo (por tiempo de preparación y economía).

Tarta de arroz y almendraPues esta tarta sí lleva una crema de arroz, deliciosa por sí sola y más si se utiliza en una tarta con almendra, huevo y un poco de vainilla. Podrían parecer pocos huevos, pero el almidón que desprende al arroz le da la densidad necesaria para que cuaje. Recordad que los arroces con leche se vuelven más consistentes cuando se enfrían, por eso no es deseable que salga del horno demasiado hecho, mejor horneada a temperatura media-baja y que baile ligeramente al salir del horno. Si le queremos dar un tono dorado podemos gratinarla unos minutos antes de retirarla. Por lo demás, nada que decir, el sabor de una buena crema de arroz con almendra habla por sí solo.

Siempre puedes ver ésta y otras recetas similares en el blog de pepinho: http://www.pepinho.com

Tarta de arroz y almendraDía 1: 2 de mayo del 2008
No estoy con fuerzas para seguir, los beneficios de ánimo ya no son efectivos. Todo se estrecha y me limita las palabras por miedo a ofender. La maldita palabra que empieza por “T” tampoco ayuda. Me pregunto si en el fondo el tiempo que le dedico, exceptuando la compañía, el desahogo o el placer de la creación, no es T perdido que robo a otras actividades que siempre me han proporcionado mayores instantes de satisfacción (contacto con la naturaleza, el cine o la lectura). No sé si publicaré esta o más entradas, si la leéis es que no he podido evitarlo.

Como le he dicho a alguien en un correo, la presencia de publicidad de Google (adsense) es meramente anecdótica, una simple curiosidad personal que se está corroborando: somos cobayas de un entramado en el que ganan ellos, puro marketing. Ni he claudicado, ni creo que lo haga (salvo por el conocimiento que tuvo M de ello y sus presiones) ante las propuestas de publicidad de aparatos de cocina u otro tipo de publicidad más directa. Mi ausencia de respuesta a las propuestas era un “no”. Pero más que eso, no soporto que otros hubiesen hecho uso de mis fotografías y textos, personales y de recetas, para conseguir algo contra lo que estoy luchando.

Tarta de arroz y almendraHoy mismo, surgió una pequeña conversación mientras curioseaba entre productos de silicona y buscaba unos medidores que necesitaba, perdón “quería”, la necesidad es un concepto muy relativo. Un pequeño comentario sobre cocina despertó a mis palabras, que se encadenaban sin parar, a no ser (como así ha sido) que los responsables del establecimiento las durmiesen porque era la hora del cierre. Me gusta la cocina, eso está claro, y expresar lo que aprendo día a día, aunque de rebote, quizás por eso sea profesor. Me gustan las sensaciones que se tienen durante el proceso creativo (de crear) y, de vez en cuando, inventivo (de inventar). Como con esta receta.

Después, yo no he querido mencionarlo de modo deliberado, surgió la pregunta: “¿nos puedes decir la dirección de tu página Web?” Yo ni lo había insinuado, tal vez M había soltado algún pequeño comentario mientras hablaba. Con cierta incomodidad, mi respuesta fue algo así como: “lo siento, se trata de un diario personal y me da cierto reparo”. Lo más curioso es que no los conocía. Parece una contradicción poner algo en internet y no querer predicarlo. Acaso la pérdida del anonimato por unos momentos me hicieron sentir incómodo, como si fuese casi imposible encontrarme con aquellos que se asoman por el blog. Soy extremadamente tímido, aunque no lo parezca.

Tarta de arroz y almendraEmpezaré escribiendo para mí. Día a día, M seguirá siendo M y Pepe C será Pepinho. Esta primera entrada Offline, posiblemente, algún día pueda estar Online, más temprano o más tarde. Nunca se sabe. Necesito pensar que alguien lee mis palabras para poder lograr que ese desahogo tenga efecto (el efecto placebo no existe ante el conocimiento de ingesta de productos inocuos). Escribirlas para mí, sin interlocutor, es estar más cerca del ahogo que des seahogo. Me trago mis palabras letra a letra, sabiendo (como hacía antes) que nunca serán leídas y que nadie podrá entenderme lo más mínimo.

Tarta de arroz y almendraLarga es la tarde
M trabajaba este viernes y estaba desesperada por “aprovechar” el fin de semana. Por lo que a mí respecta, en el último momento he descubierto que no tenía clase, aún así la mañana no me ha llegado a nada, el tiempo justo para hablar con el seguro (¡después de tanto tiempo seguimos con ello!), limpiar un poco, ir a correr y preparar la comida.

Tarta de arroz y almendraNo he parado en toda la mañana y no ha llegado el momento de descansar. Llega eufórica, no sé si porque se asoma el fin de semana, porque ha tenido una buena mañana o una combinación de ambos. Mientras entra por la puerta la comida está saliendo del fuego, el arroz en su punto y listo para ser servido. A Fregar. Pero falta lo mejor, el postre, dos postres al horno: uno de 10 minutos a fuego fuerte y otro de una hora a fuego moderado. Cuando sale el primero todavía está comiendo (yo ya lo había hecho con anterioridad). Empiezo yo, ¡increíble invención!, un minuto más de horno y hubiese quedado perfecto. La hora restante de horno moderado es demasiada espera para luchar con sus deseos de irse de fin de semana. Quiere salir ya. Lo de siempre: ¿te falta mucho?

¡Tanta prisa para qué! Para acabar en un supermercado haciendo la compra de la semana o buscando un lugar en el que tomarse algo y pongan unas buenas tapas. Todo ya en Vilagarcía y camino de A illa. Cuando te ha interesado no has tenido prisa.

Tarta de arroz y almendraIngredientes
Para un molde de 21 cm. de diámetro.

Crema de arroz con leche
  • 700 ml. de leche entera.
  • 300 ml. de nata líquida (35% M.G.)
  • 1 ó 2 ramas de canela.
  • Piel de ½ naranja.
  • Piel de ½ limón.
  • Una pizca de sal.
  • 60 gr. de arroz.
Tarta de arroz y almendra
  • Base de hojaldre.
  • 500 gr. de crema de arroz con leche (de la preparación anterior).
  • 30 gr. de azúcar.
  • 1 huevo grande.
  • 1 yema de un huevo grande.
  • 10 ml. de vainilla líquida.
  • 30 gr. almendra molida.
  • Almendras fileteadas.
  • Azúcar glasé para espolvorear.
Nota: si nos gusta compacta podríamos añadirle un poco de maicena (20 gr.) a la mezcla del azúcar con los huevos, batiendo hasta disolver. En ese caso la textura será más densa, similar a la de una tarta de almendra. La última foto se corresponde con esa textura. Yo la prefiero más ligera y húmeda.
(1) En una olla ponemos al fuego la leche con la nata, la rama de canela y las pieles de los cítricos. Cuando empiece a hervir añadimos el arroz y una pizca de sal fina. Dejamos cocer a fuego medio, removiendo con frecuencia para que no se pegue al fondo del cuenco. Cuando el arroz haya espesado y soltado el almidón (¿unos 40 minutos?), quedando como un arroz con leche suelto, añadimos los 60 gr. de azúcar. Si lo echamos antes se caramelizaría y el arroz tendría un tono tostado. Removemos para que se disuelva, retiramos y trituramos con una batidora eléctrica. Debe quedar bien batido y espeso. Pasamos por un colador para eliminar los restos del “corazón del arroz” que no se hayan disuelto.

(2) Mientras preparamos el arroz, estiramos la base de hojaldre relativamente fina y cubrimos un molde desmoldable engrasado y enharinado, pinchando la superficie con un tenedor. Horneamos durante unos 10 minutos a 180º C.
Mientras la crema de arroz todavía está caliente, pesamos 500 gr. y reservamos (sobrarán entre 100-200 gr.). En una olla batimos los huevos con 30 gr. de azúcar, añadimos el extracto de vainilla y vertemos la crema de arroz. Llevamos al fuego medio-bajo, como si fuésemos a hacer una crema pastelera. Sin dejar de remover, cocinamos hasta que tenga la densidad de una crema pastelera no demasiado espesa. Añadimos la almendra molida, mezclamos para que no tenga grumos y retiramos del fuego.

(3) Vertemos sobre la base de hojaldre, esparcimos por la superficie unas almendras laminadas e introducimos en el horno a 180º C durante 10 minutos. Posteriormente bajamos la temperatura hasta unos 165º C y cocinamos hasta que tenga consistencia media. Al almidón del arroz hace que gane consistencia una vez haya enfriado. Dejamos enfriar y tomamos a temperatura ambiente o fría, según gustos. A mí me gusta introducirla en el frigorífico y retirarla una hora antes de comer.

No durará mucho. Nosotros ¡nos hemos tomado dos tartas en dos días!, una por persona y día.

Tarta de arroz y almendra

18 comentarios:

TROTAMUNDOS dijo...

Hola Harry deliciosa tarta de arroz, es cierto que he visto muchas tartas denominadas "tarta de arroz" sin el, y siempre me preguntaba lo mismo, porque se llamará así? esta seguro que la probaré, adoro los postres con arroz y viniendo de tí seguro estará de chuparse los dedos.

Saluds

morgana dijo...

Con lo que me gusta a mí el arroz con leche, seguro que esta tarta me sabría a gloria. Además, tal como la presentas y con la calidad de tus fotos... es que dan ganas de ponerse a hacerla ya mismo. Jajaja. Me voy a tener que poner un horno en lo oficina para estos momentos de urgencia.

Gracias una vez más por compartir estas cosas con nosotros.

cookemila dijo...

Buenos dias, despues del largo, larguisimo puente.Me pirra el arroz, el ultimo postre que hice acabo en arroz con leche, y me trae reminiscencias no se de que, acaso de la casa de la abuela paterna, lo untuoso, la crema...no se, esta un poco lleno de telarañas ese recuerdo, pero despiertas no solo el hambre de estas horas sino algo que va mas alla y no logro descifrar en este momento...se que quieres decir con lo de internet y tu.Yo tengo blog.Se supone que empezó para dedicarme a dar a conocer y vender ciertas cosas que hago.Y sigo estando reticente a dar la dirección porque a veces significa que ya no será mio, y que mis pensamientos lo leera cualquiera como una especie de censura extraterrestre que no sabes de que sitio del planeta te llovera encima....Tienes prisa?relativo.Tienes prisa en el alma como diria una persona que añoro....esa no se pasa por ir a comprar o por comer antes....tomate el tiempo preciso para todo.Solo o en compañia pero TU TIEMPO.Buenos dias de nuevo Pepe C o Harry o Pepinho (nota:te escribi a gmail y no se nada tuyo te suena?)

Luz Marina dijo...

Vaya,lon mio imagino que es masoquismo,asomarme a lo que no se puede tener.
Digo, porque con las "queridas" dietas,por falta de hierro y queriendo controlar peso,pues me pierdo la mejor parte,los postres.
Es cierto que la crema de arroz se usa poco,al menos por aquí,pero mi madre hace una muy parecida para un postre y me encanta.
Queda pués en tareas pendientes..uff..

Acabo de darme cuenta..que estamos ya en Mayo y solo hice de momento una de las cosas de mis objetivos anuales(ya sabes la lista que un@ piensa para año nuevo ;-) ),..

Utilizar como terapia el escribir,está muy bien,yo escribo aparte de todo lo demás jeje,un diario..

..la pregunta es¿para qué? si no lee nadie más ¿de que sirven mis reflexiones,dudas,aspiraciones?..todo se queda entre la hoja de papel y yo

Aquí sabes que te lee mucha gente,y se nota que se te aprecia

Seria interesante tener en la cabeza un interruptor que marcara lo de offline y lo de online,y que cuando estuvieras en offline,un@ se quedara como cuando se apaga la luz,que le dejaran recargarse tranquilamente..sin nada alrededor que le altarera..

A mi personalemnte no me gusta "estar" en las ocasioens en las que solo quiero desvanecerme..

Quizá por eso me guste tanto bañarme en el mar,meter la cabeza bajo el agua y durante unos momentos sentir que todo está en paz..
al poner esto recordé un verso de César Moro; "...Tu olor de cabellera bajo el agua azul
con peces negros y estrellas de mar y estrellas de cielo"

Gracias por compartir,que tengas un lindo comienzo de semana :-)
¡Un beso!

Anónimo dijo...

Buenos dias!! solo para desearte, desearos, un buen comienzo de semana. La tarta...espectacular!! ( dicho con acento argentino, que parece que suena todavia más espectacular, aunque tambien un poco a tópico).
Al final me tendré que comprar una sonda como las que utilizan los dentistas (biuugggfff)para leer tu blog con cierta dignidad, sin caerme la babilla.
estas tontadas, son mi manera de darte las gracias, 1968 gracias ( a las barricadas!!)
Un beso

Perenken dijo...

Todas las recetas que haces tienen una pinta espectacular, dan ganas de meterse en el ordenador a llevarse un trocito. felicidades portu blog.
Cuando puedas pasa por mi blog, hay un regalo para ti.
Gracias

Noe dijo...

Hola! el pastel de arroz llevaba en origen harina de dicho cereal, de ahí su nombre. En algunas pastelerías lo han convertido en toda una delicia que merece la pena probar. Quién pudiera estar en bilbao y desayunarse su cortadito con su pastel de arroz...
ainssss

Anónimo dijo...

Hola Pepinho, me alegra que continúes escribiendo pese a las adversidades, que fué lo que ocurrió? alguien te copió? simuló ser tú?? no me enteré de lo que pasó, pero adelante... como te dije un día somos muchos los que te leemos... y hasta te hemos cogido cariño.

un beso fuerte,

Laura

Rosa dijo...

Que tarta, que receta, que fotos. Me gusta todooooooo. Es un placer visitarte.
Un saludo

recetasdemama.es dijo...

Una maravilla de tarta, y ¡qué buenas fotos¡

Pepi (Islacris) dijo...

Hola Harry, que tarta más apetitosa, me imagino lo buena que debe de estar, tiene un color... um.
Cada día cuando entro a visitar tu blog, me pregunto si vas a sorprender con una nueva receta, y cada día te superas más, cada receta es más deliciosos que la anterior.
Enhorbuena y no dejes de escribir.
un saludo

Harry Haller dijo...

Hola, el T me está matando y el sueño también, deberéis disculpar mi brevedad (si lo consigo).
Mira por dónde me entero que el pastel de arroz bilbaíno lo era por llevar harina de arroz, aún así en algún libro he leído (lo buscaré) que se hacía con arroz con leche.

No sé cómo empezó todo, por casualidad, llevaba tiempo haciendo fotografías a las comidas para mi recetario personal. Después pensé que sería bueno, y rápido, combinar el tiempo que dedicaba a escribir mi diario con escribir mis recetas. Nunca he querido vender ni propagar nada, además en ese momento le sugerí a un alumno que hiciese un blog para expresar todo aquello que quería decir. Nada mejor que predicar con el ejemplo. A la semana me di cuenta que me estaba conteniendo, que necesitaba contar más, aun a costa de espantar a algún aficionado/a a la cocina y parecer un poco pesado… un buen desahogo.

Soy persona (¡qué poco me gusta hablar en primera persona!, me parece engreído, ¡qué me juzguen otros!) de muchas aficiones, suena a hobby, a ocio, pero mis aficiones son mi vida. El deporte y el estudio, el cine (¡una pasión!), me gusta mi trabajo aunque me deprima y me llene de insatisfacción, sueño con un día tener a un alumno interesado y, sobre todo, ilusionado con el aprendizaje.

Me levanto muy temprano, antes que M aunque ella entre antes. Me ducho, se ducha, mientras se ducha hago la cama. Se va y voy adelantando los preparativos para hacer la comida y salir a correr al mediodía. Llego pronto al trabajo, como si así ganase el tiempo que necesito para el resto del día. Salgo corriendo del trabajo, a veces demasiado rápido y cansado. Ya con la ropa de deporte preparada para mi sesión deportiva, y sin sentarme un segundo, salgo a correr. Ahí no hay prisas, corro contra el crono, no contra la distancia. Llego, me aseo algo y, todavía sin ducharme, empiezo a hacer la comida. Es probable que en el primer “recreo” haya tenido que salir corriendo a realizar alguna compra: un pimiento olvidado, un pescado, alguna carne… Tengo entre media hora y una hora quince minutos para preparar la comida antes de que llegue. Como hoy, un arroz caldoso, con suerte M llegará cuando esté en su punto. Si es un potaje o un guiso podría prepararlo la noche anterior.

Me ducho rápido mientras come, salgo y, como hoy, todavía no ha acabado. Empiezo a fregar mientras toma el postre. Yo he comido mientras cocinaba. Hoy ella se ha echado a dormir la siesta, entre una cosa y otra he acabado a las 17:30. Todavía queda mucho que hacer…

Mi correo personal hace tiempo que no lo leo, sólo algún mensaje del blog. Otros mensajes se van acumulando poco a poco. Tengo otra cuenta personal a la que sí le presto más atención. Lo siento, a ver si puedo echarle un vistazo pronto.

Llevo tres días horrorosos. Un dolor de cabeza intenso, tal vez sea el sueño y el cansancio, unas ganas insoportables de llorar y un montón de incomprensión. Por eso he querido dejar un momento de escribir en el blog, para AISLARME de todo e intentar descansar. Por ello, PIDO PERDÓN SI DURANTE ESTOS DÍAS NO RESPONDO A LOS COMENTARIOS QUE PUEDAN SURGIR, haré lo que pueda. Gracias por la comprensión.

Gracias por el premio. ;-), visto tu blog me parece que debías dártelo a ti mism@.

Que nos plagien los comentarios y la vida es algo de lo que es muy difícil escapar. Ése no es el problema, el problema es mucho más profundo y sustancial que un tema material… Otro beso fuerte.

Gracias a tod@s, haré lo que pueda. Viene un mes difícil y duro.

BesoS FuErTeS

Anónimo dijo...

Llora Pepinho, llora, q es una terapia magnífica. No te reprimas xq si no la pena se queda dentro y se enquista en el alma...es mejor qlas lágrimas la saquen fuera antes dqt hundas con ella. Regálate otra tarta de arroz con leche tan estupenda como ésa, q el arroz va muy bien para la depre y el pescado azul creo q tb y como no...el chocolate!!! ;-P Si tanto ajetreo tienes este mes, imagino q con exámenes, más preocupaciones varias y tu desgaste en las carreras, igual deberías tomar algún suplemento vitamíco no? Mucho ánimo Harry! Te mando 1abrazo fuerte y 1besote ;-) N. LaRepor.

LA PUCHERA dijo...

Hola P.-

Coincido contigo, soy incapaz de decir en público que escribo un blog de cocina, no se creo que es mi espacio "compartido" con aquellos que aquellos que formamos parte de este mundo distante pero al mismo tiempo cercano. Donde no tengo que justificarme.

La conversación no instantánea pero al mismo tiempo fluida. Me aterra encontrarme con un alguien que haya visitado mi blog y me comente in situ su contenido. Inmediatamente le indico que es privado y entonces todos a mi alrededor me miran extrañados y mi compi me mira y suelta el "que raro eres".

No es rareza, es que el blog es mi otro espacio, mi afición, mi cocina. No se explicarlo y eso que tengo mi nombre puesto...

Así que cuando te he leído esta entrada me he identificado totalmente contigo.

Un saludo desde el anonimato y la cercanía de nuestro espacio común el Blog.

olga 73 dijo...

Cómo os entiendo!
yo tengo el blog todavía vacío... PORQUE ME DA VERGÜENZA EMPEZAR! No sé, nada de lo que quiero poner me parece lo bastante interesante y luego también pienso en el corte que me daría que me leyeran, en fín, un lío. Pero me encanta escribir y sé que acabaré haciendo algo con él. Me tomaré mi tiempo.
Pepinho nunca te he escrito. Soy de esas blogueras misteriosas que hace un recorrido diario por sus blogs favoritos pero nunca o casi nunca deja huella en ellos.
Pero hoy me apetece decirte que me encanta tu blog, tus historias, tus recetas, tu forma de narrar. Estoy enganchadísima a él y a tus "ralladas". La verdad que te he echado de menos estos días.
No dejes de escribirnos, anda, haz el esfuerzo.
Besos valencianos. OLGA.

Harry Haller dijo...

"...Me aterra encontrarme con un alguien que haya visitado mi blog y me comente in situ su contenido..." eso también me sucede.

Gracias por los comentarios. Estoy tan liado que me he puesto a "perder mi tiempo".

Besos.

Me gusta el último nombre (mucho) ;-)

Rocío dijo...

La tengo esperándome en el frigo para despues de comer..aunque no he podido evitar darle un pellizquito en el desayuno...no me ha salido tan dorada ni por fuera ni por dentro pero esta muy buena, supongo que almediodía, más fría, estara deliciosa.
Te había dicho que tu blog es espectacular?

Saludos artista!:)

Carol dijo...

Buenas noches! Como se acerca el día de la madre he decidido prepararle a la mia esta maravillosa tarta.Así me olvidaré un poco de que se acercan mis últimos examenes para acabar la carrera, si los apruebo claro, jeje!
Quería preguntarte cuanto tiempo tarda mas o menos en hacerse la tarta una vez que se baja la temperatura del horno a 165º , supongo q variara del horno, pero por hacerme una idea y no estar con la cara pegada al cristal como otras veces,jeje!
muchas gracias, ya contaré como sale!!

Publicar un comentario

Opina, pero con respeto para tod@s. Nadie es perfecto.