viernes, 22 de junio de 2007

Tejas de almendra

Por fin

Por fin toca, toca irse de fin de semana a casa de mis papás. Por fin volveré a comer con mi familia después de unos cuantos meses, casi 4. Antes una parada facultativa esta noche en “A illa”. Tenemos alguna que otra cosa que arreglar.

San Xoán

Es una de las festividades señaladas en el calendario. Llega el verano, cambio de tiempo, nuevos ánimos y desaseos. En la infancia era un premio grande: ¡fin de curso!, las bermudas y todo el día fuera de casa.
Lo admito: no me va la juerga ni los excesos, no me gusta salir o tomar copas, prefiero charlar o tomar un té (no me gusta demasiado el café), pasear, ir al cine, actividades de otro tipo. M es distinta, le encanta salir, tomar copas y “hablar por hablar”.
San Juan es diferente, allí nos reunimos todos, familia, amigos y conocidos, en torno a la hoguera. Todos, desde el menor al mayor, mientras nos tomamos unas sardinas asadas con un poco de “pan de boroa”.

Mi foro interno

Tengo mis razones para huir de los “saraos”, la vida social o las ¿relaciones interpersonales grupales? Mi timidez extrema todavía no ha sido superada del todo, aunque mi relación con M me haya ayudado, sigo estando incómodo en ciertas situaciones. Lejos quedan otros tiempos, pero el poso sigue ahí. Mis reflexiones sobre este hecho lo dejo para otro momento, otro día, con más ganas, ya me desahogaré un poco más, tocando con la yema de los dedos una herida casi curada. Una herida provocada por una infancia de los más introvertida y en la que ni el entorno (ni yo) estábamos preparados para tratar a niños con “muchas inquietudes”, demasiadas. Todo se ha perdido, pero necesito (desesperadamente) el tiempo y aprender, más.

Otro secreto: la cocina me gusta mucho, pero como actividad creativa, nada más. Me gusta ver que a la gente le gusta lo que cocino, me gusta idear. Tengo la sensación de que esto pronto se acabará y necesitaré pasar a otro campo. Cuando “lo nuevo” aparezca raras veces.

El cine y el deporte siempre seguirán ahí. Ambos me liberan. El cine me permite relajarme y evadirme durante un par de horas. La pantalla, la imaginación y nada más. El correr provoca un desahogo y un placer, que resulta muy difícil explicar a alguien que no lo haya practicado con mucha regularidad. La segregación endorfinas que se generan no es más que… ¡la felicidad! A fin de cuentas la felicidad es un proceso químico, nada más. Que poco poético, ¿verdad?

La sonrisa, la visión de la naturaleza o ¡comer chocolate negro! también ayuda a generar ese estado de felicidad por medio de la segregación de endorfinas. Ayer me han sonreído en el trabajo, he respondido yo y la sensación (de felicidad) ha sido muy agradable.

Trivialidades

En el piso de “A illa” ya nos han puesto los estores, todavía falta completar el salón, pero está casi todo de camino. La mesa y las sillas las llevarán el viernes, el resto esperemos que nos informen esta semana. Por el momento, os presento mi nuevo “laboratorio” de verano:

Y el baño ;-), cuando todavía estaba “virgen” y no nos habían puesto el radiador-toallero:

Como suele pasar, o estás encima durante el proceso de pedido, montaje e instalación o meten la pata. En la cocina han puesto el grifo en el centro de la encimera. Yo quería un poco más de espacio para amasar y situarlo en la esquina izquierda, ya no había solución posible.
Todavía no tengo mucho material: tenemos que comprar una balanza, otra batidora y algún que otro instrumento de cocina para los experimentos culinarios. En agosto será mi lugar de “trabajo”, por el momento me conformo con algún fin de semana y postres medidos en “tazas”, Dejadez.

Tejas

Es otra receta de Pierre Hermé. A estas alturas lo tendré hasta en la “sopa”, y nunca mejor dicho. A la receta creo que no le vendría mal un poco más de almendra, aunque así ya han quedado muy ricas. Problema: ¿Cuánto es un sobre de azúcar vainillado o, como dice, “vainilla azucarada”?, yo lo compro en pequeños botes, pero creo que ronda los 7,5 gr.

Ingredientes
  • 75 gr. de harina
  • 125 gr. de azúcar glasé
  • 1 sobre de azúcar vainillado (10 gr.)
  • 2 huevos
  • Una pizca de sal
  • 40 gr. de mantequilla
  • 75-100 gr. de almendra en láminas
(1) En un bol mezclamos la harina, el azúcar glasé y el azúcar vainillado. Emplearemos el batidor.

(2) Añadimos los huevos batidos y la mantequilla. Batimos y una vez bien mezclado, echamos las almendras.

(3) Precalentamos el horno a máxima temperatura, unos 250-275ºC. Untamos una bandeja con papel con un poco de mantequilla. Con ayuda de una cuchara, y dependiendo del tamaño, echamos pequeñas porciones (las he hecho gigantes) de la masa separadas entre sí. Usaremos la parte abombada de la cuchara para extenderlas bien finas, mojando la cuchara en agua fría.

(4) Horneamos durante unos 5 min, hasta que el borde esté marrón dorado, casi quemado ;-), y el centro amarillito. Echamos aceite sobre un rodillo, retiramos las tejas de la bandeja con ayuda de una espumadera plana y con las galletas todavía calientes, ponemos sobre el rodillo para darles forma. Se endurecen al enfriar, por lo que hay que ser muy rápido en este proceso.

Cuando se haya endurecido las retiramos del rodillo y guardamos en un recipiente para que no se reblandezcan.

Podemos bañarlas en chocolate.

Feliz fin de semana, por aquí todavía lluvioso! (aunque por poco tiempo)

¡Liberad todas las endorfinas que podáis!: el amor, una buena comida o una sonrisa son muy buenas maneras de hacerlo.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Feliz finde!!!!!

Qué cocina más bonita !!!!!. Perooooooo .......no tiene luz natural?????. No sé si será por donde vivo, pero me gusta la luz......el sol.....jejejeje
A mi me pasa con la cocina cómo a tí.....me expreso a traves de la repostería....crezco, me supero...y me agrada ver cómo la gente es feliz con lo que elaboro.
Pero yo no pienso que eso dará paso a otras cosas, por que yo casi "levito" cuando estoy entre batidoras y boles...me pongo música en la cocina con la perra y literalmente siento felicidad. Otra cosa : a mí me ha costado mucho conseguir expresarme , cómo a tí....no es que sea cerrada..... (soy muy abierta...pero hasta un punto......entoces hago crecer muros y no permito que nadie los traspase. Eso, cuando eres abierta te hace sufrir por que no entiendes el por qué de muchas cosas...será cuestión de algunas cosas de la niñez. Pero estoy superandolas ya.
Anyway, a lo que ibamos....la repostería es arte, te hace crear, hace que saques cosas de dentro y en cierta manera ofreces lo que llevas dentro a la gente de tu vida .
A mí me hace muy feliz y estoy pensando en ganarme algunos euros con algunas cosas...veo que voy creciendo y voy mejorando, (a la vez que crezco yo como persona) .
Da igual, me encantan tus tejas...y tus fotos
Feliz finde , que seais felices , que disfrutes de tu familia y hasta la vuelta

Besos desde Valencia,.....este fin de semana empieza la Copa América de Vela y hay muchisima alegria por la calle

Besos,

Mª Dolores (Valencia)

Harry Haller dijo...

Bueno, antes de irnos,

Aunque tampoco sería un problema, tiene luz natural, pero no durante la noche ;-) (la fotografía se ha quitado sin luz) , a la izqda hay una galería.

Cuando digo que dará lugar a otras actividades me refiero a que, tal vez, retome otras actividades dejadas por falta de tiempo: música, dibujo,… de momento, me conformo con relajarme un poco. Sólo un poco y esperando que llegue el buen tiempo…

Feliz copa!

Besos.

Rodrigo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Hola!
Esta es la segunda vez q participo en tu foro, como ves yo soy más timida aun, pq aunq a veces me gustaria participar más...
He de confesar q tu blog preside mi navegador web, jajaja, no es broma.
Me anima mucho ver todas esas recetas tan maravillosas, q como aficionada a la cocina intento crear en mi cocina (bueno la de mi madre).
Enhorabuena, por creer q hay vida más allá de las copas y además interesante.
En cuanto a lo q dices del deporte, estoy totalmente deacuerdo en q te libera y te ayuda a alcanzar un estado de felicidad. Incluso soy feliz al día siguiente cuando siento el dolor del esfuerzo realizado, lo q se conoce como agujetas, jajaja.

Muchos besos y disfruta de las vacaciones, no soy nadie para decir lo q tiene q hacer la gente pero te lo digo como consejo, no dejes q NADIE ni nada te cambie a no ser q sea para mejor.

Nyssa.

Harry Haller dijo...

Muchas gracias,
Comentarios como el tuyo son los que dan algo de sentido a tener un blog, de cocina o de lo que sea. Es agradable pensar que alguien te apoya en algo. Antes llamaba mucho a casa de mis padres para desahogarme, pero dudo que (muchas veces) entendiesen mis problemas o inquietudes. Esta salida ha sido un acierto, me evado durante un tiempo y me libero de lo malo. Lo bueno lo cuento y lo comparto.

Las vacaciones están encima, durante julio estaré algo ausente y mis apariciones serán un poco escasas. Entre ellos, 15 días fuera.

Hoy he estado fuera todo el día y en estos momentos estoy hecho polvo. Destrozado, espero que no sigan este curso las vacaciones…. Muchas veces prefería estar tranquilo en casa, nada de viajes y, simplemente, mirando al mar y dando largos paseos por la playa al atardecer, cuando ya no hay nadie.

Besos y buenas vacaciones!

Anónimo dijo...

HOLA, SEGUI LA RECETA DE LAS TEJAS PERO FUE UN DESSTRE!!! SE DERRITIERON Y SE PEGARON ENTRE ELLAS, LUEGO LAS HICE MAS PEQUEÑAS Y SE PEGARON AL MOLDE.
;(