viernes, 28 de septiembre de 2007

Pastel de zanahoria con cobertura de queso, vainilla y nueces

It doesn't "butter"

No lleva mantequilla. Ya es un buen punto de partida, ¿verdad? No es sólo eso, para mí, probablemente el mejor pastel de zanahoria que he hecho. Todo encaja, parece mucho aceite, pero no lo es. Como mínimo, evitaremos el colesterol.

Ese término: "el mejor" es siempre demasiado categórico y tajante. Mejor incluir un "probablemente" porque, probablemente, lo tengo tan cerca en el tiempo que todavía siento sus aromas y sabores. Aromas, porque al comer se trabaja tanto o más el olfato que el gusto. ¿No habéis notado que un día de resfriado uno no percibe de igual modo los sabores?



No hace mucho mostré otro pastel de zanahoria, muy sencillo y muy rico. La riqueza de aquél radicaba principalmente en sus sabores puros, lo sano que era y su sencillez. Éste tiene más ingredientes, es ligeramente más elaborado, pero sigue teniendo esos sabores que hacen inconfundibles a los pasteles de zanahoria. Si os gustan, probadla pronto.


Estos días

Estos días he tenido tan poco tiempo que sólo he podido cocinar. Ya de vuelta a la rutina. Hoy ha sonado a las 7 de la mañana para ir a correr. Como desconozco que planes tiene M para esta tarde, es mejor adelantarse para no quedarme sin “carrera”. La luna llena, o casi, coronaba el cielo, dando la luz suficiente como para andar sin problemas. El frío era otra cosa, a las afueras de Santiago ni las manos bajo la camiseta, ni las manos sobre las orejas podían paliarlo… y todavía estamos en torno a unos ocho grados de mínima. Cinco menos y estaremos en invierno.


Ya podréis suponer dónde me “toca” el fin de semana. Si el pasado fue Boiro, éste lo tendré repleto de otros hechos familiares (family affairs, que diría yo), (sus) amigos y demás. Por lo menos tengo una habitación para estar tranquilo y solo por las noches. El planning ya estará formado, le pediré una copia mañana por la mañana, justo antes de irnos. Menudo rollo. En tres semanas una boda, la que viene toca… tampoco lo tengo en la lista.

Mirando algo positivo, estar ocupado impide que le des vueltas a la cabeza más allá de las trivialidades cotidianas y del día a día. Sólo dos llamadas rápidas con mamá para que me contase (ye escuchase) lo preocupada que está por mi bajón físico, con el resto de la familia no he podido ni intercambiar palabra. Diego ya habrá empezado el instituto, ocupará parte su tiempo intentando sacar partido a su nueva guitarra eléctrica; Loli preocupada, como no, por Diego e intentado poner el piloto automático; papá, en su mundo, esperando salvar la última tanda de la vendimia y buscando “ese” momento exacto para que el Albariño esté en su máximo esplendor; mamá, llevando el peso de la casa, preocupada por todos y, tal vez, retomando sus actividades (clases, gimnasia, …); Martín seguirá agobiado por Terrassa, arrepintiéndose día sí y día también de haberse alejado tanto de Olga, pero sin llegar a decidirse del todo a volver. Todo son suposiciones, pero la realidad promete ser no muy diferente. Mi familia es así, heterodoxa pero única, los quiero a todos y los querré siempre, por mucho que alguien intente distanciarme o echar lecha al fuego, indicando las injusticias que se cometieron conmigo. ¿Injusticias?, las únicas que conozco son aquellas cometidas por aquellos que no dan a los que realmente lo necesitan. Amor es lo único que necesitaba y eso me lo han dado con creces.

Viernes, 20 de julio de 2007

Gamla Stan

Desayunamos en Estocolmo. Me ha impresionado esta ciudad, casi la ciudad que más me ha gustado de todas las que conozco, y muchas son de consideradas entre las más hermosas: Brujas, Venecia, Roma, París, Florencia, Londres, Nueva York, Bangkok, Siena, Barcelona, Bruselas, Gante, Amberes, Lisboa, N. Delhi,… o muchas otras.

Brujas:
brujas
Lovaina (Leuven):

Las ciudades no son comparables, todas tienen algo que las distinguen o hacen hermosas. En Estocolmo he disfrutado de uno de los mejores paseos matutinos, tal vez haya sido eso: cruzando el Djurgårdsbron he llegado al parque de la isla de Djurgården, circundando hermosos lagos o pequeñas rías, también he cruzado las calles de Gamla Stan. Gente corriendo y, curiosamente, mayoritariamente mujeres.

Gamla Stan:

Djurgården:

Ya es de noche en nuestro segundo día en Estocolmo, estoy en cama escribiendo estas líneas y planificando mi despertar deportivo. El acierto de ayer fue redondo: preciosa zona e infinidad de personas que se levantan temprano para dar paseos o andar en bicicleta… es la vida.


Ingredientes
  • 2 huevos
  • 145 ml. de aceite de oliva
  • 200 gr. de azúcar grano blanco
  • 8 ml de vainilla
  • 125 gr. de harina de repostería
  • 1 cucharilla de bicarbonato
  • 1 cucharilla de levadura química (Royal)
  • ¼ cucharilla de sal
  • 1 cucharilla de canela molida
  • 165 gr. de zanahoria rallada
  • 60 gr. de nueces picadas, también pueden ser nueces pecanas

Cobertura
La cantidad entre corchetes es más que suficiente. He empleado la cantidad original pero me ha sobrado. Siempre se puede comer sola.
  • 55 gr. de mantequilla reblandecida [45 gr.]
  • 115 gr. de queso crema reblandecido [96 gr.]
  • 240 gr. de azúcar en polvo [200 gr.]
  • ½ o 1 cucharilla de vainilla [1/2 cucharilla]
  • 60 gr. de nueces picadas. [50 gr.]
(1) Picamos las nueces, pues es lo que más tiempo llevará, y las zanahorias. Esto último lo hago con la picadora que incorpora la batidora. Una vez picadas, precalentamos el horno a 175º C.

(2) Mezclamos la harina tamizada con el bicarbonato, el Royal, la sal y la canela molida. Reservamos.

(3) En un cuenco grande o tartera batimos los huevos con el aceite, el azúcar y la vanilla. Lo haremos hasta que quede bien incorporado y algo espumoso. Añadimos, poco a poco la mezcla de la harina y la zanahoria. Mezclamos bien. Por último echamos las nueces picadas. Removemos para que se repartan de un modo uniforme.

(4) Ponemos en un molde engrasado y enharinado e introducimos en el horno durante unos 40 ó 50 minutos a 175º C, hasta que al pinchar con un palillo salga limpio.
Dejamos enfriar durante unos minutos en el horno con la puerta abierta. Retiramos, dejamos enfriar unos 10 minutos en el molde y procedemos a desmoldarlo para enfriarlo en una rejilla.
El molde que he empleado es cuadrado de 20x20, aproximadamente. Así he conseguido una altura considerable y adecuada. Podéis hacer cálculo para vuestro caso. El equivalente circular debería tener unos 22,5 cm. de diámetro, incluso algo más.

(5) Cobertura. Una vez el pastel haya enfriado, procedemos a realizar la cobertura. En un bol batimos la mantequilla pomada hasta que quede suave, añadimos el azúcar y el queso. Seguimos batiendo hasta que quede cremoso. Echamos la vainilla, batimos, y las nueces.
Procedemos a cubrir la tarta. Dejamos enfriar y … ¡a disfrutar!

6 comentarios:

chelo dijo...

Antes te leia por las mañanas, era lo primero que hacía cuando llegaba al trabajo y me animabas para todo el día.
Ahora te leo por las noches, me gusta que sea una de esas cosas que haces tomándote, el útlimo café del día o una tila naranjo suavita y me dejas tan contenta. hoy no he podido esperar, y Ah, sorpresa!, una exquisita y original tarta de zanahoria, tiene que estar para chuparse los dedos, ¡me encanta esa cobertura de queso!.

Harry Haller dijo...

Hola,
Esta semana parecía que sería tranquila. Al final la he acabado tan ocupado que no he tenido demasiado tiempo. Durante una época publicaba por las tardes, estos últimos tres días cuando he podido. A veces por las noches y otras alguna tarde.

Siempre espero que las cosas cambien, mas lo poco que cambian suelen ser a peor. No prometeré nada, sólo intenciones, eso espero cumplirlo.

El aspecto del pastel no refleja (del todo) lo bueno que está (por poco tiempo, pues sólo queda un ultimo trocito). No estaba muy centrado a la hora de realizar las fotos. A M le ha encantado, a mí también, y no sólo la cobertura.

Las nueces es mejor pelarlas del todo. La piel de las nueces se “oxida” y muestra unas pequeñas manchas oscuras después del horneado, sólo estéticas, el sabor permanece inalterado…

Un fuerte abrazo

Maia dijo...

Ay diosssss mmmmmioooo Me estoy yendo de vacas y no podré hacerlo antes, pero estoy deseando probarlo!

Gracias, tu blog es muy especial.

Harry Haller dijo...

A ti,
Vosotros sí que sois muy especiales...
Abrazos

irene navas dijo...

fantastico!!!me ha encantado!!la he preparado hoy por la mañana!!que buena que estaba!ya habia probado este delicioso cake en londres!pero nunca me habia propuesto hacerla!es genial!!!sabes que esta muy buena con crema de mascarpone...a falta de philadelphia.....bueno es el mascarpone....saludos desde la coruña!irene

marorty_1969 dijo...

deliciooooosaaaaaa receta, gracias.

Publicar un comentario en la entrada

Opina, pero con respeto para tod@s. Nadie es perfecto.