martes, 1 de mayo de 2007

Tarta de mango, “lemongrass” y coco.

Rarro, rarro, rarro

.. y rico, rico, rico, salvo… dos cosas:
(1ª) Por una vez debí haber hecho caso a TODAS las instrucciones de la receta, sobre todo si no soy experto en mangos. La receta dice que los mangos deben ponerse sobre el trozo de la tarta en el momento de comer, y tienen unas razones que yo desconocía. El mango tiene mucha agua, tanta que la suelta una vez abierto. Al cubrir la tarta con mango, como si de una tarta de manzana se tratase, soltó agua que la hizo algo fea. Sólo eso.
(2ª) La tarta, por su origen, emplea “lemongrass”, citronella, hierba de limón, hierba luisa o como se le llame, que se emplea para infusionar la crema y dar un aroma a limón. Como me ha sido imposible conseguirla, sólo como aceite esencial!, he realizado una infusión con limón. Me he pasado un poco con la cantidad de limón, pero ha seguido estando buena.


La mezcla de sabores es muy curiosa e interesante. La base la repetiré para muchas otras tartas, incluso estoy pensando en hacer la misma tarta pero con un relleno de la “Lemon Pie” y cubierta con un merengue o una fruta.

Lo peor es que me ha dado mucha pena pelar el mango. Después pondré una foto y ya veréis el porqué. A punto he estado de ponerle nombre, pero se estaba poniendo tan malito (maduro) que he tenido que sacrificarlo.

Boston

Boston, ha vuelto a hurgar en la herida. Su influencia es en todo negativa, presiona y presiona para obtener “sus” objetivos y, en eso, M es muy influenciable. Me ha dado la razón, pero pronto se ha olvidado de ello.

Ingredientes

Base, una pasta brisée con coco. Estupenda idea
  • 225 gr. de harina [170 gr.]
  • 1 pizca de sal [una pizca]
  • 125 gr. de mantequilla, pomada. [95 gr]
  • 50 gr. de coco rallado. [38 gr.]
  • 1 cucharada de azúcar glasé [3/4 cucharada]
  • Agua fría, un poco para ligar la masa.

Relleno
  • 3 brotes de citronella. Como he dicho, lo he sustituido por monda de limón. OK, pero las cantidades necesarias.
  • 400 gr. de nata al 35% (o más).
  • 4 yemas de huevo.
  • 100 gr. de azúcar moreno.
  • 2 hojas de gelatina. Supongo que lo hace para no emplear maicena ni harina.
  • 2 mangos maduros.
  • 2 cucharadas de azúcar glasé.

(1) Picamos fino el lemongrass (o monda de limón) y mezclamos con la crema en un cazo. Ponemos a hervir. Una vez haya hervido retiramos del fuego y dejamos “infusionar” durante una hora.

(2) Engrasamos un molde para tartas. Ahora preparamos la pasta “brisée” (qué bien suena así verdad, una masa quebrada o brisa y punto). Tamizamos la harina y la ponemos en un bol con mantequilla pomada y la sal. Mezclamos y agregamos el coco rallado, azúcar glasé y suficiente agua para obtener una masa manejable. Un poco. Masamos rápidamente para que no se encoja demasiado en el horno.

(3) Estiramos la masa, yo siempre empleo bolsas de congelación, y cubrimos el molde eliminando los excesos del borde con ayuda de un cuchillo. Pinchamos la superficie para que no crezca. Llevamos al frigorífico un mínimo de 30 minutos.

(4) Precalentamos el horno a unos 190º, revestimos la masa con papel de hornear, ponemos un peso (unos garbanzos, por ejemplo) y horneamos durante unos 15 minutos. Pasado ese tiempo retiramos los garbanzos e introducimos en el horno unos 10 minutos más, hasta que empiece a tomar un tono dorado. Dejamos enfriar para que no se rompa.


(5) Ponemos las hojas de gelatina a hidratar. En una pota, batimos las yemas con el azúcar y colamos la crema sobre el batido de yemas. Mezclamos y cocinamos a fuego lento hasta que espese. Como si hiciésemos una crema pastelera.

(6) Escurrimos y secamos las hojas de gelatina hidratadas en agua fría y echamos sobre la crema todavía caliente, removiendo bien. Rellenamos la tarta y llevamos el frigorífico unas tres horas, mínimo.
En este punto ya tendríamos una tarta estupenda.

(7) A la hora de servir, no como he hecho yo ;-), pelamos los mangos troceaditos y ponemos sobre la porción de tarta. Espolvoreamos con azúcar glasé y caramelizamos.


Aquí podéis ver porque me ha dado un poco de pena pelar el mango:

MangoDifferent is different

6 comentarios:

Mariana dijo...

Hola,
Vaya tarta más original que has hecho, nunca había visto la pasta brisa con coco,¿está más rica que la normal?

Aquí también tenemos un día de pena todo nublado a ratos lloviendo y ha refrescado bastante,nos quedaremos en casa mirando la lluvia.
A Boston creo que la tienes demasiado consentida a veces cuando se da demasiados mimos es peor y uno no sabe valorar lo que tiene.
A pesar de todo espero que tengas un buen día y no trabajes mucho.

Harry Haller dijo...

Hola Mariana,

La pasta brisa la había hecho con almendra molida y nunca con coco. Sí, tiene un saborcito que la hace más rica pero (supongo) no puede emplearse para cualquier tipo de tarta, sólo para aquellas que nos interese tener cierto sabor a coco. La imaginación al poder.

Boston es mi forma de llamar a “un pueblo en la esquina noroeste de Galicia”. El domingo, sin saber porqué, me he quedado sólo en casa mientras se iba a Boston. Yo en California y M en Boston. Nadie es perfecto, empezando por uno, pero creo que hay ciertas situaciones que no entiendo. Hay que saber ponerse en el lado del otro (alguien no lo ha hecho) y qué implicaba estar aquí sólo mientras otra persona está con “su” familia. Creo que alguien tiene que darse cuenta que no se puede tener todo porque, hasta ahora, lo ha tenido. Lo peor es la influencias (distintas) e ideas que te (le) pueden en la cabeza.

La lluvia sigue empapándome en mi sesión de running. Ayer, al llegar, casi ni podía abrir la puerta de lo heladas que tenía las manos. Parece que ha llegado el invierno.

Gracias y hasta pronto.

Beatriz dijo...

Pobre mango... es verdad... yo no se si habría sido capaz...

Harry Haller dijo...

He tenido que hacer "de tripas corazón". Todavía estoy marcado por la primera vez que vi una "matanza".
;-)

Anónimo dijo...

descubri tu blog buscando una foto de tarta de zanahoria para mi blog, hoy hice una y...me guardo tu blog en favoritos para no perderte en la inmensidad de internet saludos
www.librodearena.com/abril

maria dijo...

Hola! descubri tu blog de casualidad y estoy maravillada por las cosas que haces, eres un auténtico artista en la cocina.

Publicar un comentario

Opina, pero con respeto para tod@s. Nadie es perfecto.